Esto es lo que le pasa a tu piel cuando usas tiras contra los puntos negros

A todas nos encantaría encontrar la solución final para los puntos negros de nuestra zona T. Tal parece que no importa cuántos productos usemos, esos odiosos puntos negros no tienen una eliminación definitiva.

¿Qué es lo que le pasa a tu piel realmente cuando usas tiras contra los puntos negros? Se supondría que con este producto el problema quedaría solucionado. No siempre es así.

Las tiras contra los puntos negros

Estas tiras están por todos lados, son un tratamiento de belleza bastante “antiguo”. Últimamente se han puesto muy de moda sobre todo las tiras con carbón activo. Estas prometen limpiar los poros de la zona T. Usarlas es relativamente sencillo y a veces muy doloroso. Debes tener la piel limpia y seca para que el pegamento o el químico de la tira se adhiera a tu piel perfectamente y puedas despegarla eliminando los puntos negros. Sin embargo, la verdadera función de las tiras contra los puntos negros es muy diferente de la que tú crees.

Adiós al engaño

En realidad las tiras para remover los puntos negros no los quitan a la perfección. Lo que realmente quitan son pequeños montículos de keratina. Es decir, algo de grasa, células muertas acumuladas y aceites naturales que despide la piel. La diferencia de estos con los puntos negros que tiene tu rostro es la profundidad a la que están. Normalmente estas tiras solo quitan lo que hay en la superficie, no pueden deshacerse de los puntos negros que ya llevan un tiempo oxidados en la piel. Es por ello que la única solución al problema es otra…

Deshazte de los puntos negros

Primero que nada tienes que exfoliar una vez por semana tu piel para deshacerte de los posibles tapones en tu piel. Cuando ya tienes varios puntos negros puedes extraerlos con cuidado. Siempre procura no aplicar demasiada fuerza ni las uñas. Por otra parte, hidratar muy bien tu piel y hacerte una limpieza profunda cada tres semana es lo ideal para deshacerte de los puntos negros.

Este video te puede gustar