Todo lo que debes saber si quieres aplicarte bótox

Si has pensado aplicarte bótox, es importante que tengas en cuenta algunos puntos. Como sabes, el bótox te ayuda a darle vitalidad a tu rostro. Con él evitamos que el paso del tiempo se note. Además, son de gran ayuda para eliminar los daños del sol o los efectos del estrés.

¿Qué es y cómo funciona?

Para poder explicar el uso y función del bótox, es preciso comprender qué son las arrugas. Las arrugas estáticas no se modifican con los gestos. Permanecen en todo momento y se producen por el resquebrajamiento de la piel debido a la exposición al sol. Estas arrugas no desaparecen con el bótox. Las arrugas dinámicas se producen cuando el músculo se contrae. Al aplicarte bótox sobre el músculo las arrugas dinámicas no se notarán tanto y mejorará el aspecto de tu piel.

En dónde aplicarte bótox

Se recomienda empezar a usar con la aparición de las primeras arrugas y no cuando están avanzadas. El bótox es ideal para tratar las arrugas de la parte superior del rostro, la frente, el entrecejo y las patas de gallo. También ayuda a disminuir las arrugas de la nariz, músculos del cuello, comisuras y arrugas de la boca. Es importante que un especialista realice la aplicación de bótox en estas zonas. El procedimiento es complejo y si no se lleva a cabo por el experto, podrías tener resultados fatales.

Duración

La dosis depende del rostro del paciente, pero en promedio se aconsejan 30 unidades para el entrecejo. Si es la frente deben ser 50 y para las patas de gallo 20. La duración es de 4 a 7 meses dependiendo de la dosis y el paciente. Su aplicación se hace dos veces al año y en caso de que se retrase aparecen menos arrugas. Lo mejor es que esta sustancia no produce infecciones ni efectos indeseables. Su uso es seguro, pero debe ser aplicación única para cada paciente, de lo contrario puede haber problemas en tu piel.

Este video te puede gustar