Lo que debes saber antes de operarte la nariz

Lo primero que tienes que saber antes de operarte la nariz es que a muchos les puede gustar y la van a extrañar. Por ejemplo, tu perrito.

nariz

O tu novio.

antes de operarte la nariz

¡Ok, no! Era broma.

Lo que debes considerar antes de operarte la nariz

Si estás pensando en hacerte la rinoplastia como cirugía estética, tal vez puedas reconsiderarlo un poco. Toma en cuenta estos aspectos importantes y decide segura y conscientemente. Recuerda que el maquillaje siempre puede ser buena opción.

Quiere mucho a tu nariz

antes de operarte la nariz

Quiérela como quieres las partes favoritas de tu cuerpo. Todas tenemos algo que no nos encanta o que quisiéramos cambiar, pero no siempre se puede. Además, si tuvieras esa “perfección”, ¿no crees que ya no serías la misma? A veces el cambio puede ser muy drástico y alterar por completo la personalidad que proyectas.

Expectativas

antes de operarte la nariz

Acude con un cirujano especializado para que te dé una idea de cómo va a quedar tu nueva nariz. Tener falsas expectativas no ayudará en nada, porque la idea es tener una nariz más bonita, según tu perspectiva. Pregúntate qué tan bueno sería que tu nariz cambiara tanto. Solemos ver las partes de nuestro cuerpo por separado, como si fueran individuales, y no en su conjunto. En el caso de la nariz, si la ves así, es probable que no te guste el resultado, debes verla en combinación con todas tus facciones.

Preparación

antes de operarte la nariz

Si ya estás decidida a hacértela, ¡adelante!  Ahora debes prepararte: no puedes beber, el alcohol afecta el proceso de cicatrización, lo mismo que el tabaco. Así que si fumas, ¡ya no más!

Son algunas de las indicaciones que, finalmente, el mismo cirujano te mencionará cuando ya hayan acordado la intervención quirúrgica.

Recuperación

antes de operarte la nariz

Las cirugías no son de un ratito y ya, son un proceso, a veces largo. Entonces, ahora debes pensar cómo vas a pasar tu recuperación. Esta será algo tardada, así que no esperes verte como en tus sueños desde el primer día. Tendrás que ser paciente para lucir guapísima como tanto has esperado.

Además, tendrás adolorida esa zona del rostro por un buen rato. Claro que te recetarán analgésicos, pero piensa que tu nariz fue sometida a una cirugía y que tiene heridas que tardarán en sanar.

¡No la odies!

antes de operarte la nariz

Lo más importante antes de siquiera considerar la rinoplastia como una opción, es que te sientas segura de ti misma y de tu belleza. Las “imperfecciones” son las que te hacen perfecta y única. Tienes otros atributos, además del que consideras un defecto: ¡aprovéchalos!

Si decides hacerte la cirugía, también es válido, mientras sepas por lo que vas a pasar y estés segura de que quedarás satisfecha y no querrás más y más cirugías por el resto de tu vida.

¿Qué decides?

Este video te puede gustar