Lo bueno y lo malo de teñirse el cabello de negro

Hace unos meses decidí teñirme el cabello de negro, simplemente para deshacerme por fin del cabello rojo. Me encantó el resultado… pero  la verdad es que tiene sus contras. Algo que pensé que sería un cambio de look con menos cuidado se convirtió en lo contrario. Lo viví y es por ello que te quiero compartir lo bueno y lo malo de teñirse el cabello de negro.

Mi cabello natural

Mi color natural es castaño oscuro casi llegando al negro. De hecho, muchas chicas mexicanas tienen ese color naturalmente. Así que siempre fue confundido con cabello negro aunque en realidad si tenía sus toques marrones con el sol. Aunque no lo creas, el tinte negro sí hace una gran diferencia en el cabello, pues lo resalta más y luce más profundo. Eso sí, antes de teñírmelo negro lo tuve rojo dos años y después pasó a castaño con toques rojizos. Como mi cabello ya estaba aclarado, entonces no fue tan difícil aplicar el tinte, aunque bueno, es un tono que queda igual si lo aplicas en cabello claro u oscuro.

Lo bueno

Es un tono muy elegante: Lo que me encantó del tinte negro es que es un tono muy clásico, elegante y sofisticado.

Es más radiante: Sus reflejos oscuros hacen que tu cabello luzca más radiante a comparación de mantenerlo negro de forma natural. Este, con el sol tiende a reflejar tonalidades rojizas, cafés o incluso grises, pero con el negro no es así. Además, si te aplicas el tinte negro azulado ¡no queda azul!, pero los reflejos en el sol se ven increíbles.

No necesitas retocarlo (mucho): Sí, el tono negro también se cae y la verdad es un poco decepcionante. Tan solo necesitas retocar las raíces y dar un baño de color, no es necesario un tinte completo.

Destacaba más mi maquillaje: O al menos yo lo sentí así cuando me aplicaba mi rubor rosado y mis labial rojo.

Lo malo

El cabello se mancha: Si no lo retocas o le das el baño de color, se mancha con el tono natural. En mi caso mis raíces estaban cafés y algunos mechones de cabello también. No me gustó para nada ese efecto y sentía que duraba muy poco al retocarlo después.

Con el tiempo se vuelve aburrido: Y por eso que decidí teñírmelo de castaño rubio o algo por el estilo. El estilo del cabello negro solo fue temporal y pues murió, ya no me latió.

Es difícil de quitar: Cada vez que la estilista te diga eso, hazle caso o tómalo en cuenta. Yo no lo hice pensando que lo tendría de este tono al menos por un año. Tienen que quitarte el negro, pero no puede llegar a ser rubio porque tu cabello se “quema”. Lo bueno es que yo tengo una estilista de confianza que sabe hacerme bien el trabajo. Sin embargo, cuando busqué a otra persona para hacerme todo ese proceso, el precio sí es demasiado costoso. Además, no todas las estilistas saben hacerlo, por lo que te pondrán excusas o algo por el estilo.

Este video te puede gustar