Lavarse la cara en la ducha no es tan bueno como pensabas

Pregunta: ¿Eres de las chicas que se lava la cara en la ducha? Seguramente dirás que sí, porque cuando nos metemos a bañar, aprovechamos para lavar todo nuestro cuerpo y eso incluye la cara. Sin embargo, parece que después de todo no es una gran idea y a continuación te diré por qué.

Limpia bien tu piel

Antes de decirte por qué no deberías limpiar tu cara en la ducha, recuerda que todas las noches debes quitar los residuos y la suciedad de tu cutis. Si te duermes con la cara sucia o llena de maquillaje, no te sorprendas si más adelante tienes brotes de acné o cualquier problema de la piel. Recordemos que la piel del rostro es más sensible que la piel del resto del cuerpo.

Por qué no debes lavar tu cara en la ducha

  • La piel se reseca. Ducharte por mucho tiempo y con agua caliente sólo logrará eliminar los aceites naturales de tu piel. Si tu piel ya tiene problemas, se pueden incrementar al meterte a la ducha.
  • Afecta el tono de la piel. La piel puede verse rojiza debido a que el agua caliente hace que los vasos sanguíneos se dilaten. Eso daña los capilares de las mejillas y de ahí el color rojo. A la larga puede convertirse en un problema de rosácea.
  • Arrugas prematuras. Cuando pasas mucho tiempo en el agua, tu piel comienza a arrugarse. Eso suceda porque el agua caliente elimina la humedad de la piel y daña la capa que la protege y retiene la humedad. Lo mismo sucede con el cutis. Si no quieres envejecimiento prematuro, ojo con eso.
  • La piel se hace sensible. Si tu piel es saludable, podrías ponerla en aprietos al bañarte con agua caliente.
  • Picazón. Después de una larga ducha, podrías sentir comezón en la cara y es a causa del agua caliente, que produce descamación de la piel.

Este video te puede gustar