Láser de diodo: cómo te ayuda para lucir una piel hermosa

Seguro que has escuchado hablar del láser que se usa en distintos tratamientos de belleza… Pues ahora hay una versión nueva llamada láser de diodo. Este es un nuevo tratamiento que no sólo sirve para eliminar el vello corporal, sino también se usa en tratamientos estéticos como la eliminación de cicatrices gruesas. Una piel lisa, libre de cicatrices te hará lucir más bella. Aquí te digo cómo funciona y en qué consiste el láser de diodo.

Depilación

El láser de diodo es un tipo más potente que el normal. Por lo tanto tiene una penetración más profunda. Es decir que su acción es más pronto y efectiva. Este método se usa para eliminar el vello o pequeñas cicatrices en la piel. Está indicado para pieles oscuras o para vello grueso y profundo. Incluso para eliminar cicatrices queloides que son más gruesas y que requieren mayor potencia. Aunque también puedes usarlo con algunas precauciones si tu piel es un poco más clara o apiñonada.

Ventajas

Con el láser de diodo te olvidarás del rastrillo para siempre. Como es más potente la penetración en la piel es más profunda y segura. También es eficaz en la piel masculina, para depilar pecho y espalda. Si tienes vello abundante eres una candidata perfecta para el láser de diodo.

Seguro y sin dolor

Este método de depilación y eliminación de cicatrices es seguro y efectivo. Además es indoloro y no es invasivo para tu piel. Aunque sí tiene algunos inconvenientes; por ejemplo, no está indicado para personas con piel muy clara o vello muy claro.

Personal calificado

No está de más recordarte que siempre que te realices un tratamiento estético acudas con personal calificado. Por eso te sugiero que investigues y preguntes a quienes ya se han sometido a este tratamiento. El láser de diodo en ocasiones puede provocar algunas quemaduras, pero si acudes a una clínica de especialistas el riesgo de que esto ocurra es menor.

Procedimiento

Según la zona del cuerpo donde vayas aplicarte el tratamiento es probable que requieras unas gafas especiales para proteger tus ojos.  También es conveniente preparar tu piel con una buena hidratación para evitar escozor o picazón. En ocasiones, antes de aplicarte el láser de diodo también pueden colocarte un poco de anestesia en la zona a tratar para minimizar el dolor causado por el láser.

La duración total del tratamiento por lo general es de tres meses y uno año. Sin embargo, el lapso cambia de acuerdo a las necesidades de cada persona. Recuerda que al terminar la sesión deberás cuidar tu piel y protegerla del sol para evitar daños a futuro. Siempre aplica protector solar y mantenla humectada.

Este video te puede gustar