Cómo es la recuperación de un peeling mal hecho

Los peelings son el mejor invento de este mundo, siempre lo he dicho. Sin embargo, un peeling mal hecho puede ser el error más incomodo de toda tu vida. La molestia de la piel irritada, sin mencionar los muchos cuidados que debes tener del sol pueden desalentar a cualquiera. Aquí te cuento cómo fue recuperarme de un peeling mal realizado.

La historia del peeling mal hecho

Hace algunos años cuando estudiaba cosmiatría, probábamos cada producto entre las compañeras y algunas pacientes experimentales mientras aprendíamos. Fue así cómo sufrí por el peor peeling del mundo. En la última de mis practicas de peeling, me tocó ser el conejillo de Indias. Lamentablemente la compañera que me tocó, era la típica mujer que no se distingue por su habilidad y mucho menos por su delicadeza. Haciendo caso omiso de la maestra, quien le dijo que por mi tono de piel no debía usar un abrasivo fuerte, ella aplicó el ácido más potente asumiendo que me iría mejor. Claro que esta decisión tampoco la consultó conmigo. Bastaron solo tres o cuatro minutos para que mi piel enrojeciera al grado de parecer un camarón bien cosido.

¡Auch, qué ardor!

Si eres una chica de piel blanca con mucha sensibilidad podrás imaginar el dolor de mi dermatitis. A pesar de que me quitó el ácido rápidamente, el daño ya estaba hecho. Después del “accidente”, mi compañera estaba sumamente preocupada y muy apenada. Sin duda, este hecho culminante en su cadena de errores fue decisivo para que ella abandonara los estudios. Así que si te puedo dar un primer consejo, siempre verifica que la persona que te atiende tenga algún tipo de certificación. El primer día con la piel quemada y un look nada atractivo tuve que huir del sol. Además tuve que untarme un montón de cremas que me dio mi maestra para que mi piel se recuperara. Además, el ardor no me dejaba dormir sobre mi almohada.

Claro que lloré

 

Imagina un mal corte de cabello a su décima potencia… Pues un peeling mal hecho es peor. Después de dos días de agonía por mi piel de camarón, mi maestra decidió pasarme el láser por quinta vez en la semana. Debo decir que el láser infrarrojo es lo mejor para desinflamar la piel, al instante sientes un gran alivio. Así pasaron los días mientras mi piel se regeneraba. Además de las mil cremas que mi maestra medio, me unté aloe vera todas las noches.

Al final

Después de unas dos semanas o un poco más mi piel quedó como nueva, con un poquito de sensibilidad pero totalmente restaurada. Debo decir que el efecto del peeling fue impresionante. Claro que después de una quemadura es normal que tu piel se regenere por completo. Sin embargo, no volví a hacerme otro peeling hasta seis meses después. Dicen que la belleza duele, pero hay de dolores a sufrimiento. Tener que pasar por una quemadura de esa índole para obtener nuevas capas de piel es horripilante.

Mis consejos si te vas a hacer un peeling

  • Primero que nada y voy a insistir mucho en esto, checa el grado de estudios que tiene la persona que te va a hacer el procedimiento. El uso de ácidos no debe tomarse a la ligera.
  • Pregunta si tienen aparatología para desinflamar la piel en caso de que algo pase.
  • Antes de que te aplique el ácido en toda la cara, solicita una una prueba en el mentón. Así sabrán si tu piel resistirá el procedimiento.
  • Acatar los cuidados después del tratamiento es super importante. No te expongas al sol y definitivamente nunca salgas sin protector solar.

 

Este video te puede gustar