La mejor forma de desmaquillar tus pestañas para no dañarlas es ésta

Las pestañas son un aspecto muy valioso en el rostro de una mujer. Algunas tienen la dicha de tener enormes y rizadas pestañas. No a todas nos tocó tan buena suerte y para poder lucir una mirada de impacto, debemos aplicar mucho rímel. Es importante que aprendas a desmaquillar tus pestañas para que no las dañes y puedas seguir luciéndolas.

Pestañas difíciles de limpiar

Parece que aplicar rímel con frecuencia no resulta perjudicial para la mirada, pero es todo lo contrario. La máscara de pestañas se quita con bastante dificultad, incluso más que otros cosméticos. Sin embargo, por muy difícil que sea, debes limpiarlas antes de irte a la cama. De lo contrario pueden quebrarse o caerse.

Toallas desmaquillantes

Las toallas desmaquillantes funcionan para limpiar máscaras convencionales. Si pretendes usarlas para quitar una máscara a prueba de agua olvídate de conseguir tu objetivo. Puedes usarlas pero debes estar consciente que tendrás que pasarlas varias veces por tus pestañas hasta retirar todo el maquillaje. Un truco que puedes aplicar es: deja que repose por unos segundos la toalla sobre las pestañas y luego remuévela con suavidad para no dañar las pestañas.

Máscara a prueba de agua

Si vas a desmaquillar tus pestañas pero has usado máscara a prueba de agua, debes usar un limpiador especial. Los desmaquillantes bifásicos o el agua micelar bifásica sirven a la perfección. Para limpiar tus pestañas debes aplicar un poco de la sustancia en un algodón o almohadilla de algodón. Con movimientos suaves limpia desde el párpado hasta la punta de las pestañas. Puedes dejar unos segundos el algodón húmedo en tus ojos para que el desmaquillante penetre las pestañas y quite el rimel más fácilmente. Evita frotar la zona porque tus pestañas pueden quebrarse o desprenderse.

Rostro humectado

Limpia todo tu rostro con un limpiador suave y un poco de agua tibia. Después debes hidratar tu piel. Usa crema especial en los ojos y mantén tu cutis limpio y suave. Así previenes la resequedad y arrugas.

Este video te puede gustar