Jabón de azufre para deshacerte del acné: ¿funciona?

Cuando era una adolescente mis problemas de acné eran bastante severos. Como toda buena adolescente este problema era todo un drama, así que después de volver locos a mis padres con mi problema cutáneo buscamos un sinfín de remedios para eliminarlio. Uno de esos remedios fue el jabón de azufre, así que te voy a contar todo sobre él.

El jabón de azufre fue un remedio recomendado por una amiga de mi mamá quien sufría del mismo mal. Ya habíamos probado de todo: cremas, aceites, remedios naturales, pastillas, e incluso algunos productos de venta libre. Harta de que ningún tratamiento funcionara, recurrí a este jabón..

El jabón de azufre.

Antes de atreverme a usarlo sobre mi piel, investigué un poco más acerca del tema. Encontré que el azufre es un tratamiento antiguo usado para contrarrestar el acné. Los mismos romanos se sumergían en baños de azufre cerca de los volcanes para curar afecciones de la piel. De hecho, el azufre tiene grandes propiedades:

  • Es antibacteriano. Es decir que trabaja mediante la limitación de ácidos claves necesarios para que las bacterias crezcan.
  • Además es un agente queratolítico. Significa que el azufre alienta el desprendimiento de las células muertas que bloquean los poros. Esto ayuda a mantener tu piel tersa.
  • Es antiinflamatorio. Penetra en los poros y reduce las lesiones.

Con tan buena fama no tuve más que decirle “sí” al jabón.

El tratamiento

Busque varios tipos de jabones con azufre en tiendas naturistas. Compré aproximadamente cuatro barras de jabón para ver sí tenían diferentes resultados. Comencé el tratamiento de inmediato. Las primera semanas fueron bastante incómodas, pues las cicatrices de varios granitos comenzaron a descarapelarse poco a poquito. La parte bonita de este producto es que, de hecho, sí te seca los granitos que tengas en la piel. No obstante, la parte no tan bonita es que te reseca la piel gravemente.

Después de 4 semanas

 

Use el jabón de azufre cuatro semanas. Me lavaba el rostro de dos a tres veces al día. Después de varias semanas el aspecto de mi piel mejoró mucho. Sin embargo, tuve que dejar este jabón, pues la descamación de mi piel comenzó a salirse de control. Me descarapelaba cada dos semanas, lo que me causaba un terrible ardor en la cara. Finalmente desistí de seguir usando este tratamiento. No obstante, debo decir que yo tengo una piel bastante sensible, por lo que muchos de mis tratamientos acaban dándome alergia o provocándome reacciones similares. Finalmente, creo que el jabón de azufre podría dar mejores resultados en personas con cutis menos sensible. ES decir, funciona pero debes tomar algunas precauciones para no maltratar tu piel.

Algunos tips para usarlo

  • Todo tratamiento de acné que funciona, suele venir en texturas líquidas, sobre todo el jabón. Las barras de jabón son muy corrosivas ya que traen un montón de sosa necesaria para hacer las barras. Si vas a utilizar este tratamiento te sugiero que consigas el jabón de azufre líquido, contienen menos sosa y es menos dañino para tu piel.
  • Siempre usa crema hidratante, con este tipo de tratamiento tu piel se va a resecar. Así que es buena idea tomar mucha agua y nunca dejar de aplicar crema hidratante.
  • No exageres al aplicarlo. La cantidad no tiene nada que ver con el efecto que tiene en tu piel. Así que no importa cuantas veces te laves el rostro, tu cuerpo solo absorberá lo que necesita.

Finalmente creo que es un buen tratamiento, algo más natural y que funciona bastante bien. Sin embargo, con los años comprobé que la ayuda de los especialistas, en este caso dermatólogo, siempre da un resultado más contundente y por mayor tiempo.

Este video te puede gustar