Increíbles tratamientos de medicina estética sin cirugía

La medicina estética surgió como una opción viable con la que mujeres y hombres pueden prolongar su atractivo por más tiempo. Anteriormente, la mayoría de los procedimientos para rejuvencer eran quirúrgicos, pero ya no. Han surgido nuevos tratamientos que te mantendrán bella sin ayuda de un bisturí. ¡Conócelos!

Carboxiterapia

Consiste en la infiltración subcutánea de CO2 que ayuda a mejorar el flujo sanguíneo. Su acción vasodilatadora sobre la microcirculación aporta más oxígeno y nutrientes en la zona tratada. También favorece la oxidación de ácidos grasos y la síntesis de colágeno.

Hilos tensores

Los hilos tensores son fibras de materiales totalmente biocompatibles y reabsorbibles que se implantan en la dermis. Se obtienen dos beneficios: un efecto tensor y la estimulación de nuevas fibras de colágeno y elastina. Los hilos pueden aplicarse para disminuir la flacidez de grado leve o moderado en la cara interna de los muslos, brazos, glúteos y abdomen.

Mesoterapia

Esta técnica de medicina estética es poco invasiva. Ayuda a combatir la celulitis por medio de la infiltración subcutánea de principios activos específicos. También se obtienen diferentes efectos: mejora la microcirculación, elimina células grasas y estimula la síntesis de colágeno. Hay distintas fórmulas de mesoterapia: para tratar la celulitis, para celulitis fibrosa, eliminar grasa localizada y para diminuir flacidez.

Ondas de choque

Las ondas de choque producen vibraciones de ondas acústicas que se expanden en los tejidos tratados. Producen efectos físicos, químicos y biológicos que consiguen la estimulación de microcirculación. Aumenta la síntesis de colágeno y mejora la función del sistema linfático local.

Radiofrecuencia monopolar

Produce un efecto térmico que estimula la producción de colágeno nuevo. El objetivo es disminuir la flacidez de la piel. Hay diferentes tratamientos que atienden necesidades específicas, por lo que puede ser en una sola sesión o varias.

Radiofrecuencia multipolar sin contacto

La radiofrecuencia multipolar sin contacto dirige el efecto térmico al tejido subcutáneo. Su objetivo es reducir el tamaño de los adipocitos. El método funciona para tratar la grasa localizada de grado leve o moderado. Puede aplicarse en zonas como abdomen, espalda, cadera o cara exterior de los muslos.

No cabe duda que la medicina estética cada vez es más efectiva. Si decides llevar a cabo algún tratamiento elige con cuidado el sitio y al médico que la realizará para que obtengas el resultado deseado.

Este video te puede gustar