Implante de barba, ¿dejarías que tu novio lo usara?

Durante la década pasada las tendencias en moda para hombres dictaban que no tuvieran vello en el rostro. Sin embargo, actualmente la barba se ha convertido en una verdadera obsesión para los chicos. Tanto, que se ha creado toda una industria alrededor de ella. En el mercado se venden infinidad de productos para su cuidado. Lo triste es que hay muchos chicos que por genética no tienen la oportunidad de gozar de “el maquillaje de los hombres”. Para ellos existe una alternativa: el implante de barba.

¿Cómo se hace?

El procedimiento para el implante de barba se llama extracción de la unidad folicular. Se trata de quitar folículos de la parte de la nuca del chico para después ponerlos uno a uno en la zona de la barba. Claro, antes de eso hay toda una técnica en la que se diseña la forma que tendrá. Dentro de esta área es donde se ponen uno a uno los folículos para después dejarlos crecer.

La recuperación

Los expertos indican que la recuperación del procedimiento no tarda más de dos semanas. Después de eso la nueva barba se puede dejar crecer con total naturalidad. Cada folículo trasplantado crece de manera individual, lo que proporciona una apariencia natural. El resultado casi siempre es permanente y los hombres lucen guapísimos.

¿Quién puede someterse al tratamiento?

Básicamente cualquiera que desee una barba perfecta puede someterse a este procedimiento. Es para aquellos que no tienen ni un solo vello facial o que desean rellenar algún huequito. También es muy efectivo para los que quieren lucir una barba más tupida al estilo leñador. Este procedimiento es algo costoso pero vale la pena. Es una gran opción para los chicos transexuales que no lograron el crecimiento del vello facial con ayuda de tratamientos hormonales.

¿A ti te gustaría que tu novio fuera barbón?

Este video te puede gustar