Higiene en tu zona íntima

Nuestro cuerpo todos los días genera bacterias por las actividades que llevamos a cabo. Debido a eso, es muy importante mantener la higiene, sobre todo en nuestra zona íntima. Hay que recordar que esta parte de nuestro cuerpo es delicada y necesita cuidados especiales para su buen estado. Hay algunas cuestiones que debes tomar en cuenta para que tu estado de salud sea correcto.

No laves demasiadas veces tu zona íntima

a beautiful girl standing at the shower

A muchas de nosotras nuestras abuelitas nos decían que para tener una higiene correcta teníamos que lavarnos cada vez que íbamos al baño. Sin embargo, eso solo eran ideas. Con una vez que laves tu zona íntima es suficienteRecuerda que esta parte de tu cuerpo necesita lubricación y si la lavamos con mucha frecuencia podríamos resecarla.

Evita el uso de protectores diarios

Intimbereich einer junger Frau die steht

Hay muchas chicas que sienten mayor protección al utilizar protectores diarios. No obstante, si nos enfocamos en el estado de salud e higiene de nuestro cuerpo, no son la mejor opción. Este tipo de productos impiden una correcta ventilación, lo que trae como consecuencia hongos e infeccionesEs recomendable que se utilicen únicamente cuando haya algún tratamiento con óvulos o cremas para evitar manchar la ropa. Además, deben cambiarse con frecuencia, igual que las toalla sanitarias o tampones.

Opta por ropa interior de algodón

Beautiful alluring young woman in white lingerie sitting on bed

Entre la lencería disponible, algunas de las telas provocan humedad y calor, lo que facilita contraer una infección. Lo mejor es utilizar ropa de algodón para ayudar a una mejor transpiración. También es recomendable lavar esta ropa con jabón neutro para evitar reacciones alérgicas.

Acepta tu vello púbico

Slender young woman in her lingerie shaving her bikini area with a small handheld razor causing minor irritation of the skin

Por estética, quizá una mujer luzca mejor sin vello, pero éste es importante para mantener la higiene adecuada en tu zona íntima. El vello protege esta zona de los roces generados por la ropa interior. Si te depilas, debes tener presente que se pueden enterrar algunos vellitos o inflamar el folículo piloso. Solo debes hacer un pequeño recorte, porque también tener vello en exceso provoca mal olor debido a la sudoración.

Mantén la higiene en tu zona íntima, acude con frecuencia al ginecólogo y lleva una vida sexual responsable.

Este video te puede gustar