DIY Haz tu propio quitaesmalte natural

Los quitaesmaltes comerciales contienen productos químicos que pueden ser agresivos con las uñas y la piel. Por suerte, existen alternativas para quitarte el barniz de uñas sin usar la típica acetona. Todas las opciones son fáciles de hacer, por lo tanto, te aseguro que no volverás a comprar quitaesmalte nunca más.

Quitaesmalte 1

quitaesmalte-collage2

Lo que necesitas:

  • 3 o 4 cucharadas de vinagre de vino blanco.
  • 3 o 4 cucharadas de jugo de limón. También funciona con otros cítricos, como la lima, la naranja y la toronja.

Cómo prepararlo:

  • Añade el vinagre y el limón en un recipiente limpio.
  • Mezcla muy bien con la ayuda de un tenedor.

Cómo usarlo:

  • Si vas a retirar varias capas, te recomiendo remojar tus dedos en agua muy caliente para ablandar el barniz y que se desprenda más rápido.
  • Humedece un poco de algodón con tu quitaesmalte casero.
  • Presiona el algodón contra tu uña y deja que ablande el barniz de 10 a 20 segundos.
  • Una vez transcurrido ese tiempo, arrastra el barniz con el algodón como lo harías normalmente.

Quitaesmalte 2

quitaesmalte-collage1

Lo que necesitas:

  • 1/4 de taza de alcohol
  • 1 cucharadita de azúcar

Cómo prepararlo:

  • En un recipiente pequeño vierte ambos ingredientes.
  • Revuelve muy bien hasta que el azúcar esté completamente diluida en el alcohol.

Cómo usarlo:

  • Aplica un poco en un algodón.
  • Frota tus uñas suavemente con el algodón hasta quitar el esmalte. Es un poco más tardado que con acetona, pero el alcohol es mucho menos agresivo.
  • Además, al ser un antiséptico, el alcohol matará bacterias y tratará infecciones que pudieras tener, por ejemplo por padrastros.

Quitaesmalte 3

pot of boiling water

Esta opción de quitar esmalte es la más sencilla y natural, pero también efectiva. Lo único que necesitarás será agua caliente (lo más caliente que aguantes sin quemarte). Sumerge tus uñas en el agua por algunos segundos, saca y vuelve a repetir esta operación hasta que se empiece a pelar el esmalte. Cuando notes que se está levantando, termina de retirarlo con una lima muy suavemente para no maltratar tu uña.

¿Cuál prefieres?

Este video te puede gustar