DIY Haz tu propio jabón contra la celulitis

El sedentarismo, la alimentación y las condiciones propias de nuestro cuerpo dan paso a la aparición de la conocida “piel de naranja”. Para combatir la celulitis y y ayudar a prevenirla podemos preparar un un jabón casero super efectivo.

Jabón de coco y avena

celulitis-collage1

Por cada pastilla de jabón que quieras crear, prepara un molde de silicón para jabones, limpio y humectado con vaselina líquida, una olla de acero inoxidable para fundir, otra olla con agua para hacer el fundido a baño María, una espátula de madera, una cuchara para medir y un rallador.

Ingredientes por jabón:

  • 150 gramos de glicerina pura en barra
  • 2 cucharadas de jabón de coco (común o de glicerina)
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • 1 cucharada de aceite de germen de trigo
  • Aceite esencial de coco
  • 1 cucharada de avena fina

Preparación:

  • Comienza por rallar la glicerina y el jabón y coloca en la olla pequeña, para fundir en baño María.
  • Una vez que adquiera una consistencia acuosa, incorpora la avena fina y revuelve bien para mezclar.
  • Finalmente, agrega los aceites, revuelve bien, retira del calor y añade de 3 a 5 gotas de aceite de coco para aromatizar.
  • Deja asentar un poco mientras engrasas el molde y luego vierte la preparación haciéndola vibrar suavemente, de modo que no queden burbujas de aire dentro y que el jabón tome la forma del molde.
  • Deja entibiar unos minutos y luego lleva al refrigerador, para que se enfríe y solidifique.
  • Cuando sientas la superficie ya rígida, desmolda y coloca sobre papel encerado para regresarlo al refri y finalizar el secado por dos días más.

Jabón de café y almendras

celulitis-collage2

Ingredientes:

  • Jabón de manteca de karité
  • 1 puñado de café molido
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 1/2 cucharadita de aceite esencial de almendras

Preparación:

  • Ralla y lleva a derretir a baño María el jabón de manteca de karité.
  • Agrega el café molido y mezcla para integrar bien.
  • Retira del fuego y añade el aceite de oliva virgen junto a la media cucharadita de aceite esencial de almendras.
  • Una vez emulsionados los ingredientes, humecta los moldes para jabones y vierte el preparado. Deja asentar unos minutos y luego lleva a la nevera para enfriar.
  • Cuando notes sólida la superficie, desmolda y deja terminar el secado por dos días más, igual que en el jabón anterior.

Utiliza estos jabones diariamente cuando te bañes haciendo movimientos circulares y ascendentes en las zonas de mayor conflicto (glúteos, caderas, vientre) o en todo tu cuerpo. Así harás una leve exfoliación, limpiarás la piel y, al mismo tiempo, aprovecharás las propiedades anticelulíticas de estos ingredientes naturales.

Este video te puede gustar