Hábitos que conviene adoptar para lucir un cuello joven

El cuello no perdona, pues es una de las zonas que primero evidencia signos de envejecimiento. Por eso es uno de los delatores de la edad. Quizá tu rostro luce fresco y hermoso, pero si tu cuello no ha sido cuidado de igual modo, puede mostrar manchas y arrugas. Las arrugas, la flacidez y la papada pueden ser un problema más difícil de revertir entre más tiempo pase. No obstante, para lucir un cuello joven hay algunos hábitos que puedes adoptar desde ahora.

Protector solar

El cuello es una de las zonas del cuerpo que más expuesta está a los rayos del sol Por ello es importante que siempre uses un protector solar. El efecto de los UVA y UVB es acumulativo, por lo que difícilmente se elimina por completo. Por eso es mejor prevenir desde ahora. No importa la edad que tengas en este momento. Convierte en tu prioridad aplicar bloqueador solar en rostro, cuello y escote… Es más, a toda la piel expuesta a la claridad. Así evitarás que te salgan manchas, arrugas y flacidez.

Masajes diarios

Así como ejercitas tus piernas o brazos en el gimnasio, también debes ejercitar los músculos del cuello. Antes de irte a la cama, ponte de pie frente al espejo y mueve tu cabeza de arriba abajo, y de un lado a otro, como si afirmaras y negaras. También, puedes deslizar tu manos desde la clavícula hasta tu mentón, esto te ayudará a eliminar la flacidez.

Vitamina E

Integra a tu dieta alimentos ricos en vitamina E, como las semillas y nueces. Si prefieres puedes adquirir suplementos en la farmacia o tienda naturista. La vitamina E no solo te ayudará a que la piel de tu cuello tenga más elasticidad, sino para tu piel en general.

Hidratación adecuada

Es importante hidratar el cuello. En el mercado encuentras cremas específicas para esta zona, pero si no quieres gastar, basta con que apliques la crema hidratante de rostro en cuello y escote. Solo asegúrate de que contenga ácido retinoico o ácido hialurónico, pues estos retardan la aparición de las arrugas.

Cero excesos

Evita ingerir alcohol en exceso y fumar tabaco, pues ambos hábitos son factores de riesgo para todas las enfermedades. Por lo tanto, además de perjudicar tu salud afectan tu belleza. Además, deja fuera de tu dieta los alimentos que contengan muchas grasas y carbohidratos. Mejor aumenta el consumo de verduras verdes, como la espinaca.

Este video te puede gustar