Gritting: el mejor método para deshacerte de los puntos negros

Todas hemos sufrido con los odiosos puntos negros en algún momento. Lamentablemente deshacernos de esos puntos oxidados en nuestro rostro nunca ha sido cosa sencilla… hasta ahora. Dale la bienvenida al gritting.

La producción excesiva de sebo puede hacer que este problema prolifere aunque seas adulta. Los puntos negros son grasa oxidada que se queda en tu piel si no la remueves. Afortunadamente el gritting ha llegado para ayudarte deshacerte de los puntos negros.

¿Qué es el gritting?

Su nombre viene de la palabra grit que significa “arenilla”. Afortunadamente este método no solo es super efectivo, si no también indoloro. Esta técnica consiste en aceitar el rostro para que los puntos negros salgan con mucha más facilidad. Con solo seguir estos sencillos pasos dejarás tu rostro impecable.

Así se hace el gritting

Para hacerte este tratamiento necesitas tu desmaquillante bifásico (son los que tienen dos colores y debes agitar para usarlos). También vas a necesitar una mascarilla de arcilla (puedes conseguir en un lugar naturista) y un poco de aceite esencial de uva o de coco.

  • Desmaquíllate completamente con tu desmaquillante bifásico. Debes tener la piel completamente limpia.
  • Aplica tu mascarilla de arcilla y hazle caso a las instrucciones de la misma. Normalmente tarda unos 15 o 20 minutos en secar.
  • Retírala completamente con agua tibia para que no cierres tus poros.
  • Cuando tengas el rostro limpio, aplica una capa de tu desmaquillante con unas cuantas gotas de aceite.
  • Masajea suavemente tu rostro, verás cómo empiezan a salir poco a poco los odiosos puntos negros. No debes frotar demasiado fuerte para que no irrites tu piel.
  • Finalmente lava tu rostro y aplica un poco de crema hidratante.

La idea es que el aceite ayude a suavizar tu piel dejando que los puntos negros salgan poco a poco sin demasiado esfuerzo.

Este video te puede gustar