Glass skin: cómo lograr una piel tan bella como la porcelana

Todas hemos escuchado y también deseado la llamada piel de porcelana. Aquella que se ve  y siente lisa y libre de imperfecciones, marcas o manchas. Sin embargo, la contaminación, los radicales libres y los malos hábitos de higiene nos impiden tenerla. No obstante, si podemos conseguir la llamada glass skin. Se trata de la textura luminosa y tersa en tu rostro. ¿Te animas a intentarlo?

 Desmaquilla tu rostro

Jamás debes ir a dormir con la cara maquillada. Si lo haces dañarás tu cutis de formas inesperadas. No sólo obstruyes los poros, además acumulas grasa y bacterias en distintas capas de tu piel. También favoreces a la aparición prematura de arrugas. Por tanto, desmaquilla tu rostro cada noche con ayuda de algunas toallitas desmaquillantes o alguna crema específica.

 Lava tu carita

Todas  sabemos que las toallitas o las lociones desmaquillantes dejan algunos residuos. Por ello es muy importante que laves tu rostro con algún jabón especial. Este debe ser a base de cítricos, de esa forma eliminarás la grasa, el polvo y el sebo que pudiesen estar alojados en tu piel. Así mismo puedes utilizar un jabón que te ayude a eliminar las impurezas y que prevenga la formación de barros y espinillas.

 El secreto para una glass skin es utilizar mascarillas

Una piel nutrida es bella y saludable, por ello debemos alimentarnos balanceadamente. Si lo hacemos su apariencia y estado mejorarán.  Te recomiendo que consumas alimentos con altos contenidos de colágeno, como los frutos rojos y los frutos secos.  Para complementar tu rutina, debes aplicar mascarillas en tu rostro por lo menos una vez a la semana. Estas mascarillas deben ser hidratantes, puedes conseguir alguna a base de miel, aceite almendras o aceite de oliva. Así mismo puedes realizar tu mascarilla casera a base de vitamina E, aceite de coco y de oliva.

Este video te puede gustar