La nueva sensación en beauty products: ¡mascarillas de espuma!

Las mascarillas de espuma son el nuevo boom de belleza en las redes. Principalmente se han vuelto populares por las cómicas fotografías de cómo luce el rostro al usarlas, pero no olvidemos sus beneficios para nuestra piel y belleza. Aquí te contamos un poco más acerca de esta nuevo producto sensación.

Cómo funciona

Se basa en una mascarilla carbonatada que genera burbujas al estar en contacto con el agua y la piel. Su presentación es crema y debes aplicarla sobre tu rostro. Se compone principalmente de vitamina C. Al aplicártela comienza a burbujear y conforme pasa el tiempo las burbujas aumentan su tamaño.

Beneficios

Con suavidad y ligereza extremas estimulan la circulación cutánea y rehidratan la piel. Además, desde la primera aplicación notarás poros limpios y reducidos y cutis radiante y suave.  Sus propiedades limpiadoras ayudarán a remover toda la grasa y suciedad que están alojadas en los poros. Con la piel limpia evitarás brotes, puntos negros, inflamación y espinillas.

Cómo aplicarla

Después de limpiar y desmaquillar tu rostro, extiende la mascarilla usando una pequeña espátula. Puedes aplicarla durante el día o la noche. Es importante usar la espátula para obtener el producto para no contaminarlo con tus manos. Una vez en tu rostro, espárcelo con las yemas de tus dedos. Evita el contacto con las fosas nasales, ojos, labios y línea del cabello. Al aplicarla se debe considerar que aumentará su tamaño, así que será mejor extender una capa delgada. Pon una cantidad menor a lo que normalmente usarías para que no termine escurriéndose de tu rostro cuando crezca la espuma. Una vez aplicada tomará dos a cinco minutos hacer la espuma. Mientras crecen las burbujas sentirás una sensación de cosquilleo. Después deberás aclarar tu rostro con agua. No es necesario usar jabón, pues la mascarilla en sí es un limpiador.

Este video te puede gustar