¿Fue un mal día para tu piel?, ¡arréglalo con estos trucos!

Todas hemos tenido un mal día, y así como nos pasa a nosotras, nuestro cuerpo también llega a experimentarlo. Por obvias razones, lo demuestra de una manera diferente, y muchas veces lo hace a través de la piel. Por ello, a continuación encontrarás algunos tips que te ayudarán a combatir esos estragos que sufre tu cutis tras un mal día.

Un mal día para tu piel

Se le conoce como bad skin day a ese día en que tu piel tiene muchos contratiempos y deja de ser lo que consideramos una piel bonita. Los problemas que se presentan son variados y dependen de las características de cada quien. Pueden ser párpados hinchados, ojeras, piel inflamada, arrugas marcadas o acné.

Piel inflamada

A veces la piel se nota así por seguir una dieta detox, retener líquidos o dormir poco. Si quieres mejorar el aspecto de tu piel y reducir la inflamación, usa compresas de agua caliente y fría, alternándolas. Si prefieres, usa un cubito de hielo que refrescará la piel de tu rostro y mejorará la microcirculación sanguínea.

Mejillas enrojecidas

Recurre a las mascarillas calmantes para mejorar el aspecto de esa zona del rostro. También puedes apoyarte del maquillaje correctivo. Solo aplica base de maquillaje y usa corrector amarillo, que sellarás con polvo compacto fino. Evita usar tonos encendidos en tus labios, así disimularás el enrojecimiento.

Granitos

Para los granitos que aparecen de un momento a otro, utiliza el maravilloso aceite de árbol de té. Esta sustancia tiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que combaten los terribles granitos. Puedes aplicar el aceite directamente. Si el grano es muy llamativo, apóyate del corrector verde antes de la base para anular el enrojecimiento de la inflamación.

Párpados hinchados y ojeras

Los párpados hinchados pueden deberse a la retención de líquidos o a una dermatitis ocasionada por hipersensibilidad, irritación o alergia. Si es por retención de líquidos, la hinchazón disminuirá por sí sola durante el día. Sin embargo, puedes usar un hielo para conseguir que tus párpados vuelvan a la normalidad rápidamente. Si es por dermatitis, debes acudir al médico para que te ayude. Suspende el uso de maquillaje para no dañar más la piel. En caso de que tengas ojeras, humedece algodones con loción hidratante y déjalos unos minutos en el congelador antes de usarlos sobre el área afectada.

Piel sin brillo

A veces la piel luce opaca o grisácea, pero con ayuda de ciertos productos puedes hacer que deje de verse así. Mezcla por partes iguales iluminador líquido con base de maquillaje para darle luz al rostro. Otra alternativa es poner unas cuantas gotas de aceite facial en tu base de maquillaje. También checa si estás comiendo las frutas y verduras necesarias para que tu piel luzca radiante.

Cuéntanos, ¿tu piel ha tenido un mal día?


Este video te puede gustar