Frotox: ventajas de la crioterapia facial para rejuvenecer tu cutis

¡Llegó la competencia directa del botox! Se llama frotox y se basa en el frío. No es una novedad que el frío produce efectos sorprendentes en los tratamientos antiedad. De hecho, hace algún tiempo que la terapia en frío se utiliza para reducir la grasa en zonas localizadas del cuerpo. Pues bien, ahora es el turno de aplicarlo en el rostro como una alternativa al botox. Aquí te hablamos más sobre el frotox y sus ventajas para rejuvenecer tu cutis.

¿En qué consiste?

En esta nueva técnica, el frío se utiliza para congelar el nervio que controla los músculos que causan arrugas en la frente y en el entrecejo, paralizándolos temporalmente. Se aplica mediante un un dispositivo que tiene unas pequeñas agujas con las que se aplica frío intenso en los nervios que atraviesan la frente. El frío congela el nervio para evitar que reciba señales. Y de ese modo se relajan los músculos que causan las líneas verticales y horizontales de la frente. Los nervios tratados pasan por un periodo de inactividad hasta que se restaura su función.

¿Me va a doler?

El procedimiento dura 15 minutos, se hace con anestesia local y tiene un efecto inmediato, a diferencia del botox que tarda entre 3 y 7 días en actuar. Dura mínimo 3 meses. Después del tratamiento, la piel estará inflamada y enrojecida, pero solo durante unas horas.

Ventajas del frotox

Las ventajas del frotox respecto al botox son claras. El frotox no es tóxico. Por otro lado, su efecto se aprecia de inmediato. En cambio, el efecto del botox se aprecia a partir de los tres días de su aplicación. Entonces, se desvanecen las arrugas de la frente y entrecejo al instante, con resultados más naturales.

Este video te puede gustar