Exfoliantes para lucir tu booty en la playa

Inviertes mucho tiempo en el gimnasio para darle un aspecto firme y grande a tu trasero. Así mismo, sigues una dieta balanceada y rica en proteínas que nutre tus músculos y los hace crecer y mantenerse de forma sana. No obstante, has descuidado un aspecto muy importante: la apariencia de la piel. Debido al constante roce de la tela, el sudor y lo entallado de la prenda surgen algunos brotes de acné. Bueno, no te preocupes, puedes eliminarlos con estos exfoliantes caseros.

El más suave de los exfoliantes es de yogur y azúcar

Cada zona de tu piel tiene una sensibilidad distinta. Por esa razón que existen cremas especializadas para cada una. En consecuencia, también hay exfoliantes suaves que limpian la piel de tus pompis sin irritarla aún más. Para prepararlo uno sólo necesitas mezclar una taza de yogur natural con dos cucharadas de azúcar. La consistencia es medio espesa, pero si la quieres más granulosa, agrega media cucharada más de azúcar. Aplica la pasta y frota suavemente durante 5 minutos y deja que actúe durante 20 minutos más. Finalmente, enjuaga con agua fría. Puedes emplear este exfoliante dos veces por semana.

Dale brillo y tonicidad a tu piel con sal

Un vez que hemos hidratado la piel, es momento de darle brillo y un poco de tonicidad. Sólo necesitas una taza de sal granulada, la ralladura de una cáscara de naranja, algunas ramas de tomillo u hojas de romero y cuatro cucharadas de aceite de oliva o almendras. Mezcla los ingredientes y después aplica el exfoliante y masajea durante cinco minutos. Luego deja que el remedio actúe durante 15 minutos y retíralo con agua fría. Sólo puedes aplicar este exfoliante una vez cada 15 días.

Si quieres emparejar el tono de tu piel

Para este exfoliante vamos a combinar distintos aceites esenciales con un poco de azúcar. El propósito de esta receta es hidratar la piel al máximo para darle brillo y suavidad. Por ello vamos a mezclar una cucharada de los siguientes aceites: coco, oliva y almendras y el líquido de una cápsula de vitamina E. Luego, agrega una cucharada y media de azúcar; enseguida aplica el tratamiento y frótalo suavemente durante 10 minutos. Finalmente, retira el exfoliante con agua fría. Puedes  emplearlo una vez a la semana.

Este video te puede gustar