Exfoliantes físicos y químicos: ¿cuál es mejor para mi piel?

Para cuidar nuestra piel siempre nos recomiendan exfoliarla. Sabemos que hay dos tipos de exfoliantes: físicos y los químicos. Yo no sabía que los exfoliantes tenían categorías. Seguro tu tampoco lo sabes, por eso, voy a explicarte en qué consisten y cuál es el mejor para tu piel.

Exfoliantes físicos

Estos exfoliantes son aquellos que podemos hacer con ingredientes naturales, como el azúcar o miel. Son aquellos que puedes aplicar en tu cara por un cierto tiempo y después enjuagarlos. También existen aquellos aparatos que incluyen un cepillo con el cuál lavas tu cara y al mismo tiempo la exfolias. Estos exfoliantes reciben ese nombre porque los podemos sujetar con nuestras manos y realizar la exfoliación.

Exfoliantes químicos

Puedes encontrar los exfoliantes químicos en farmacias o tiendas que venden productos para la piel. Como su nombre lo indica, estos productos tienen sustancias químicas que ayudan a tu piel a verse mejor. La diferencia con los exfoliantes físicos es que estos productos nos lo aplicamos en el rostro y no tenemos que hacer algo más. Por lo regular se aplican por las noches y al día siguiente lavas tu cara. Otra diferencia es que los exfoliantes químicos pueden ser un poco más caros que los físicos, pero son más fuertes y los resultados se ven en menor tiempo.

¿Cuál es mejor para ti?

Los exfoliantes físicos son recomendables para las chicas jóvenes que no tienen muchas manchas o imperfecciones en el rostro. Son perfectos para eliminar la suciedad de tu rostro y prevenir brotes. En cambio, si eres una mujer con problemas de manchas en el rostro, con cicatrices provocadas por el acné o arrugas, entonces te recomiendo que utilices los exfoliantes químicos. Lo indicado es que no utilices los dos tipos de exfoliantes, con uno es suficiente o provocarás que tu piel se irrite.

 

Este video te puede gustar