Cómo evitar y disminuir las arrugas en tu busto

Sin importar la talla de bra que uses, es muy probable que un día encuentres que tienes arrugas en tu busto. Esto puede ser provocado principalmente por la radiación solar, pero también hay factores como la edad, tu historial genético y tu posición al dormir que influyen. En esta zona, la piel es mucho más delgada que en otras partes del cuerpo, por lo que requiere cuidados extra si no quieres tener arrugas en tu busto.

Prevención

Dentro de tu rutina de cuidados deberás incluir las siguientes pautas para evitar que aparezcan o empeoren las arrugas en tu busto.

  • El primer paso es usar protección solar todos los días, no solo en rostro y cuello sino que también en el escote. La piel de tu busto es muy sensible por lo que debes ser especialmente cuidadosa en días soleados.
  • Diariamente aplica crema humectante en todo tu cuerpo. Esto ayudará a evitar la resequedad y a mantener tu piel tersa.
  • Exfolia la zona semanalmente para tener un escote perfecto.
  • Además de usar crema es importante seguir una dieta equilibrada rica en vitaminas y antioxidantes, y beber mucha agua. La piel de esta zona es muy propensa a deshidratarse, por lo que la humectación debe venir desde adentro.
  • Aplica aceite de aguacate diariamente en tu busto masajeando la zona. Ayudará a mantener la piel tersa.

Tratamiento

  • Puedes probar con cremas ricas en vitaminas A o derivados de ella. Estas puedes evitar o por lo menos retrasar la aparición de arrugas en tu busto. Esto ayudará a aumentar la cantidad de colágeno, ácido hialurónico y fibras elásticas donde la apliques.
  • En tratamientos dermatológicos se utilizan aquellos que producen una retracción de la piel. Por ejemplo la radiofrecuencia fraccionada. Esta genera un calor intenso pero controlado que tonifica la piel.
  • También pueden inyectarte toxina botulínica, pero esto sirve sólo en algunas personas.
  • En el caso del ácido hialurónico el especialista debe tener precaución con la cantidad que aplica. Como rellena y aporta volumen, si se inyecta demasiado la zona quedará levantada o con un pequeño relieve.

Dispositivos

Actualmente existen muchos dispositivos que básicamente evitan que un pecho caiga sobre el otro cuando se duerme de costado.

  • Puedes comenzar con un sostén que no tiene copas. Deja los senos libres, pero que dispone de un área intermamaria cuya función es mantenerlas separadas.
  • También existen unos parches de forma triangular que prometen prevenir y corregir las arrugas que se forman en el escote. Están hechos 100% de silicona médica. La idea es utilizarlos durante el sueño o por entre 20 y 60 minutos a cualquier hora del día. Son reutilizables, lavables y sirven de 45 a 60 días.
  • Otra opción son unas almohadillas que se colocan entre los pechos y cuentan con tirantes que pasan sobre los hombros. Son suaves, livianas y tienen una forma que se adapta perfectamente a cualquier tamaño de busto.

Este video te puede gustar