Evita tener una pedicura mortal

¿A qué mujer no le encanta ir al salón de belleza a que le arreglen los pies? Sin embargo, hay que tomar en cuenta algunos aspectos para evitar una pedicura mortal. Aunque este momento es un regalo para nosotras y un apapacho que todas deberían intentar, tiene sus riesgos. De hecho, la mayoría de las personas que padecen infecciones o enfermedades en los pies las adquirieron en el salón. Y es normal, las bacterias están a la orden del día y además es común que se alojen en estos lugares.

Precauciones para evitar una pedicura mortal

Si no quieres contraer una enfermedad, como la hepatitis, entonces asegúrate de hacerte la pedicura en un lugar limpio y con profesionales. No vayas a cualquier sitio, asegúrate de que sea un salón de prestigio o con una esteticista capacitada. En estos lugares por lo general son muy cuidadosos con los utensilios que manejan para sus clientes y todo lo esterilizan. Además, saben cortar las uñas correctamente sin lastimarte.

La limpieza es fundamental

Además de cerciorarte de que estén utilizando limas desechables, pon atención en la limpieza de las cubetas para los pies. De lo contrario podrías estar metiendo tus pies a un caldo de bacterias. Por ningún motivo permitas que tu pedicurista te ofrezca un servicio sin guantes.

Evita la aparición de hongos

Para evitar que aparezcan hongos en tus pies debes tomar en cuenta varias cosas. Primero, que tu pedicurista no corte demasiado la cutícula, esta protege tus uñas. Si van a usar acrílico para reparar tus uñas, fíjate que no tenga fisuras por donde se filtre el agua. Finalmente, es mejor que lleves tu propio esmalte, porque si los que tienen en el salón los ocuparon antes con alguien que tiene hongos, podrías contagiarte. ¡Ewww!

Este video te puede gustar