¡Evita los granitos después de rasurarte!

La llegada del verano está casi a la vuelta de la esquina y te has alistado para tomar unas vacaciones. Tu cabello está listo, tu cuerpo también, incluso ya elegiste tu traje de baño ideal, pero existe un pequeño problema. Parece que tus piernas son como las de una fresa por esos molestos granitos que salen después de rasurarte. No te preocupes, no eres la única con este problema y aquí te damos una solución. Con estos consejos dile adiós para siempre a los granitos de tus piernas.

Hidratar

Mantener unas piernas hidratadas evitará los puntos rojos en tus piernas. Estos son producidos por la inflamación de la salida del vello desde la dermis cruzando con la epidermis. Rasurarte o depilarte implican afecta tu piel; además, al tener unas piernas deshidratadas el daño aumenta y estás más propensa a cortarte con el rastrillo. Utiliza una crema hidratante diaria para todo tu cuerpo, como manos, brazos y piernas.

Exfoliar

Para evitar la aparición de los granitos, debes exfoliar tus piernas al menos tres veces a la semana. Cuando exfolias tus piernas eliminas las células muertas y la piel se renueva totalmente. Lo mejor es usar exfoliantes con ingredientes naturales para evitar la irritación de la piel o el enrojecimiento de los granitos. Te recomendamos el de café, también el de miel y limón y el áloe vera, que actúan de manera eficaz como hidratantes.

Depilar

Una alternativa a rasurarte más eficiente, rápida y sin riesgo de granitos es la depilación. Existen muchos tratamientos depilatorios, algunos permanentes, como los de rayos láser cuyo efecto dura de seis a nueve meses. Conforme va avanzando el tiempo del tratamiento, la presencia del vello disminuye hasta desaparecer. Si buscas una opción menos costosa, puedes optar por la depilación con cera caliente que consiste en aplicar cera derretida sobre el vello y arrancarlo desde la raíz. Tal vez depilar sea un poquito más doloroso que rasurarse, pero vale la pena.

No exprimir los granitos

Si este problema no es tratado puedes correr riesgos de que empeore con el tiempo creando marcas permanentes. Al exprimir los granitos para sacar el vello atorado dejas bacterias sobre ellos. Esto puede ocasionar un daño severo a la piel. Es tentador, pero evita exprimirlos a toda costa.

¿Cuál es tu método favorito para depilar tus piernas?

Este video te puede gustar