Evita los baños de agua caliente si no quieres resecar tu cabello

¿A quién no le gusta tomar un relajante baño con agua caliente? La respuesta es a tu cabello. A tu cabellera no le sienta nada bien el impacto del agua a altas temperaturas y puede llegar a sufrir los siguientes daños.

Pérdida del cabello

A la hora de bañarte pierdes un promedio de 50 a 150 cabellos. Sin embargo, cuando el agua está demasiado caliente puede provocar que ese número crezca significativamente. Cuesta bastante trabajo mantener tu melena como para sacrificarla por un baño caliente.

Oleosidad

Al bañarte con agua caliente las glándula sebáceas de tu cuero cabelludo liberan más sebo. Esto es lo que  le da un aspecto sucio y aceitoso a tu melena. Por si fuera poco también puede afectar la piel de tu rostro, orejas, tronco y la región debajo de tu busto.

Caspa

 

Como resultado de esta oleosidad llegará la descamación y la caspa. La caspa no tiene una sola razón de ser y se puede ver notoriamente exacerbada por el agua caliente.

Cabello opaco

Con la temperatura elevada, las cutículas de tus cabellos se abren y dejan tu melena desaliñada y sin brillo. Lo que necesitas realmente es enjuagar tu cabello con agua fría o por lo menos tibia.

Desvanecimiento del teñido

Si tienes tu cabello teñido desde la raíz debes saber que necesitarás tu próximo retoque mucho más pronto de lo que calculabas. El agua caliente deslava al color, especialmente de tonos rojos.

Crespo sin rizos

El cabello rizado es el tipo de cabello más seco. Por lo tanto, el agua caliente le hace más daño de lo normal. Los rizos pierden los aceites naturales que ayudan a darles forma, por lo tanto se ponen frágiles secos y crespos.

Urticaria

Las pieles sensibles pueden llegar a desarrollar urticaria en varias zonas de la piel. El consejo es evitar las altas temperaturas pues dilatan los poros.

Este video te puede gustar