Con estos secretos de belleza podrás ahorrar mucho dinero

Todas sabemos lo que es estar “quebradas” tras comprar muchísimo maquillaje y, al final, ver tu cartera vacía. No podemos evitarlo, cuando se trata de belleza nuestra cartera nos consuela. Sin embargo, podrías ahorrar mucho dinero con estos buenísimos secretos de belleza. Además de ser más económicos, también hacen maravillas con tu piel, maquillaje y cabello.

Hidrata tus labios

¿Se acabó tu bálsamo labial? En vez de comprar otro bálsamo que hidrate tus labios, puedes hacerlo con algo que de seguro tienes en casa. Frota un poco de vaselina sobre tus labios con la ayuda de tu dedo anular. Este secreto hará que se mantengan hidratados de último minuto, además vas a ahorrar un poquito de dinero.

Haz tu labial mate casero

Hay dos formas de hacer tu labial mate. En un recipiente vacío y completamente limpio, agrega un poco de base de maquillaje y una sombra del tono que deseas el labial. Mezcla muy bien y ¡listo! No olvides usar un aplicador de labial limpio para que puedas aplicar tu labial fácilmente. Otra forma de crear un efecto mate es aplicando polvos translúcidos sobre tus labios pintados con un labial cremoso. Tendrás el efecto mate en cuestión de segundos.

Crea tu desmaquillante casero

Haz una infusión de manzanilla y cuando esté lista cuélala. En un recipiente, coloca el té de manzanilla y mézclalo con unas gotitas de aceite de almendras y ¡listo! Aplica un poco de este desmaquillante casero sobre una bolita de algodón y limpia tu rostro. Además de dejar tu rostro sin rastro de maquillaje, te vas a ahorrar un dinerito.

Dale brillo a tu cabello

En vez de comprar tratamientos costosos para darle más brillo a tu cabello, hazlo con aceite de coco. En serio, hace maravillas por tu cabello pues lo dejará super suavecito, brillante y hermoso. Una buena forma de ahorrar dinero mientras consientes tu melena.

Elimina la piel grasa

Los tratamientos para piel grasa también son algo costosos ¿por qué no hacerlo con dos ingredientes que tienes en casa? Mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio y algunas gotitas de limón. Limpia tu rostro como normalmente lo haces y al secarlo, aplica esta mezcla. Masajea tu rostro con movimientos circulares en todas las zonas más grasas. Deja actuar la mezcla durante 15 minutos y enjuaga.

Este video te puede gustar