Esta es la razón por la que tu corrector no está cubriendo las manchas

Cubrir las ojeras y las manchas con makeup en muchas ocasiones no resulta como desearíamos. Después de todo, el makeup tiene sus trucos. Si incluso con tu corrector estrella y la base más cubriente las manchas siguen notándose, estas son algunas cosas que puedes estar haciendo mal.

No estás usando las reglas de color

En el mundo del makeup le llamamos neutralizar el color de las ojeras. Es decir, usar un color que atenúe el de tus ojeras. Si usas un corrector del mismo tono que tu piel y eso no tiene mucho efecto, entonces intenta neutralizar las ojeras con un labial rojo o coral. Es un truco super inusual, pero puede cubrir las ojeras azules y púrpura.

Tu piel no está muy hidratada

El problema con tener la piel deshidratada, es que al momento de aplicar cualquier cosa sobre ella la absorberá al instante. Antes de usar el corrector o la base más cubriente, hidrata perfectamente tu piel o utiliza un primer. Usar un primer sobre la piel de todo tu rostro ayudará a crear un maquillaje más cubriente y duradero.

Estás aplicando mal el polvo compacto

Si aplicando el polvo compacto las ojeras se oscurecen es porque estás usando el tono de polvo incorrecto. En esta área es más recomendable usar polvo translúcido y evitar el exceso. Después de todo, el polvo puede acentuar al instante las líneas delgadas de las ojeras y dejar el área con un aspecto grisáceo. Recuerda usar una brocha grande y difuminar perfectamente para que nada de esto pase.

La aplicación de tu corrector

La mejor forma de aplicar el corrector es dando pequeños golpecitos alrededor de la ojera con la punta de tus dedos. O bien, se puede hacer con la brocha de maquillaje o esponja. La forma más sencilla es haciendo un triángulo invertido alrededor de los ojos y distribuyendo el producto hasta difuminarlo perfectamente.

Este video te puede gustar