Ésta es la forma más sencilla de incorporar verduras a tu dieta si no te gustan

Para que tu vida sea buena en todos los sentidos, no sólo se trata de que hagas ejercicio. También debes aprender a comer de la manera correcta para que tu organismo tenga los nutrientes necesarios. Para lograrlo debes incorporar las verduras a tu dieta, al igual que las frutas. ¿Cómo hacerlo si no te gustan?, es más fácil de lo que crees.

Más platillos vegetales

Si pretendes seguir un estilo de vida saludable pero odias las verduras, estás en graves problemas. Para una vida saludable, la mayoría (o si no es que todos) de tus platillos deben tener verduras. Las verduras son buenas y te brindan macro y micro nutrientes, además de una baja densidad calórica.

Cómo incorporar las verduras a tu alimentación

  • Combínalas. Mezcla verduras con tu platillo favorito, así las comerás sin sufrir. Además, poco a poco empezarás a disfrutarlas. Si las comes en conjunto será más agradable la experiencia.
  • Añádelas a los licuados. Los licuados o batidos pueden llevar frutas, pero también verduras. El sabor cambiará un poco, pero el batido será más nutritivo.
  • Agrega pequeños trozos a tus platillos. Entre más pequeños sean los trozos de tu verdura en tu guisado, los comerás con más facilidad.
  • Úsalas como tortillas. Si estás acostumbrada a acompañar tus alimentos con tortilla, opta por cambiar de tortilla. Usa las hojas de lechuga para formar tus tacos y acompañar tus alimentos. Al principio el sabor no será el mismo, pero con el paso de los días te acostumbrarás.

No te desesperes ni quieras agregar todas las verduras a tu dieta en un solo día. Hazlo poco a poco; notarás la diferencia y ya no querrás dejar de comerlas, ¡te lo aseguro! Además, una dieta balanceada en conjunto con alguna actividad física te ayudarán a mejorar tu vida en general.

Este video te puede gustar