Esta es la mejor agua floral para cada tipo de piel

Los hidrolatos son comúnmente conocidos como aguas florales. Son la alternativa más natural de cuidar nuestra piel. Se puede usar de formas distintas, por ejemplo como un tónico hidratante antes de usar la crema hidratante. O un tónico para limpiar tu piel después de desmaquillarte. El agua floral puede ser ideal para calmar tu piel.

La gran ventaja que ofrecen las aguas florales es que son 100% naturales. Además las puedes hacer en la comodidad de tu casa. Te voy a enseñar cual es la mejor de acuerdo a tu tipo de piel.

Si tienes la piel seca

Las mejores aguas de flores para las pieles secas son : jazmín, lavanda y rosas. Las rosas pueden ayudar a mejorar la elasticidad de la piel. La lavanda por otra parte puede ayudarte a la regeneración celular y el jazmín es excelente para retrasar el envejecimiento. Si quieres darle un pequeño twist a tu agua de flores, agrega unas gotitas de aceite esencial. El agua floral es un excelente tónico para la piel.

Cómo hacer tu propia agua de rosas en casa

Las pieles grasas necesitan

El agua de rosas de igual forma puede beneficiar con sus propiedades a las pieles grasas. Sin embargo el agua de nerolí es muy recomendable por sus propiedades. El tomillo es excelente ya que regula la producción de grasa, minimizando los brotes y puntos negros.

Si tienes la piel con muchos brotes de acné

Uno de los mejores hidrolatos para tu tipo de piel, es el agua de árbol de té. Es de los mejores antisépticos naturales, por lo que su aplicación puede ayudar a tu piel. El agua de manzanilla por otra parte también puede ayudar a desinflamar los brotes. Si tienes muy hinchado, te recomiendo rebanar una varita de aloe vera, sacarle el jugo y aplicarlo directo en tu piel limpia. Déjalo en tu piel toda una noche y enjuaga por la mañana.

Remedios con aloe vera para tener una piel más joven

Si tienes la piel sensible

Si lo que buscas es solo un poco de hidratación, el agua de lavanda es la indicada para ti. Gracias a sus propiedades aalgésicas, le dará un apapacho a tu piel. Además ayudará a regenerar la piel dañada. Puedes conseguir unos sobres de té de lavanda y probar con un par de sobresitos sobre tu piel.

Aplica cualquiera de estas aguas florales con un algodón, sobre tu piel limpia. Deja secar al aire libre y termina aplicando tu crema hidratante.

Este video te puede gustar