Esponjas konjac, ¿para qué sirven?

No cabe duda que los coreanos no dejan de sorprendernos con todas las creaciones para la belleza. Entre las novedades más fascinantes, están las esponjas konjac. Conoce más acerca de ellas y no lo pienses tanto para agregarlas a tu kit de belleza.

Características de la esponja konjac

Es una esponja para el rostro que ayuda a eliminar los residuos de maquillaje. También sirve para exfoliar la piel y es biodegradable. Sus fibras naturales están hechas de la planta de konjac. Absorbe mucha agua, tiene un aspecto tosco, pero en realidad es muy suave y le va bien a cualquier tipo de piel. Como la planta no es abrasiva, puedes usarla aún si tienes problemas de piel sensible, poros obstruidos, rosácea y eczema. La estructura de la esponja masajea tu piel y estimula la circulación. Ayuda a regenerarla y deja limpio tu rostro y sin irritación. Además, no necesitas agregar crema o cualquier otro producto. Su composición es ideal para eliminar las impurezas por sí sola.

¿Cómo se usa?

Debes remojar previamente la esponja de cinco a diez minutos para que se suavice. Luego exprime el exceso de agua y listo. Humedece tu rostro y comienza a dar suaves masajes con movimientos circulares con ayuda de la esponja. Enfócate en las áreas secas de tu piel. Al terminar de usarla, enjuágala bien y deja que se seque al aire. Debes reemplazarla mes con mes para evitar algún problema en la piel por las bacterias que podrían acumularse.

Tipos de esponja

  • Natural. Si tu piel es seca, sensible o con alergia en la piel, es ideal para ti.
  • Carbón y bambú. Ideal para la piel grasa o con problemas de acné. Esta fórmula te ayuda a controlar el exceso de grasa en los poros. Elimina los puntos negros y equilibra el pH de la piel.
  • Arcilla y minerales. Para las piels maduras, pues su efecto natural calmante nutre y mejora la circulación. Previene la aparición de nuevas arrugas.

Este video te puede gustar