Errores horribles que cometiste con tu melena en los 2000; ¿te acuerdas?

Culpables, todas lo fuimos. Estas horribles modas de belleza que estaban en auge por ahí en los 2000 eran nuestra fascinación. Sin embargo, ahora no volveríamos a utilizar brillitos en la melena ni tampoco a usar los típicos “piojitos”. Estos guardan ese encanto y nostalgia de nuestra juventud.

Raya en zigzag

Fue una época bastante creativa si la analizas. Las chicas intentaban sacar su personalidad a flote con colores, texturas y accesorios bastante locos. Hacerte la raya en zigzag era algo que tu mamá podía hacer rápidamente. Después de hacerte la raya en la cabeza te sentías super cool. Lo bueno es que esta moda no va a regresar, al menos no para las de más de 15 años.

“Piojos”

Para quienes no tienen idea de qué eran los “piojos”, les explico. Eran esos pequeños accesorios, como puntitos de colores y figuritas de corazones, flores y mariposas para el cabello. Había de mil colores, formas y hasta con brillitos. Podías ponértelos en cualquier peinado y le daban algo de color extra a tu look del día.

Cuernitos

Era como una especie de fleco pero mal hecho. No importaba si tenías el cabello super largo, los cuernitos se usaban de todos largos. Además, les agregábamos una textura plastificada con el gel de brillitos. Estos cuernitos se podían usar con colita, cabello suelto, media colita o cualquier otro peinado. En ese entonces los cuernitos de insecto eran cool.

Waflera

¡Qué oso! Personalmente creo que esta es una de esas texturas que no son nada halagadoras. Se ven muy bonitas, pero te destruyen el cabello. Y del frizz mejor ni hablamos. Si no lo llevabas en toda la melena, por lo menos la usabas por partes.

Palitos chinos

Para sostener tu melena en un chongo o dos, muchas chicas optaban por usar palillos chinos de colores. Incluso existían algunos con figuritas en la punta. Estaba de moda y en ese entonces era un buen accesorio.

Maripositas

Por alguna extraña razón en esta época los accesorios de maripositas era un super boom. Las veías en pinzas, diademas y en algunos broches que, de hecho, tenían algo de movimiento con unos pequeños resortes.

Este video te puede gustar