Errores fatales que todas cometimos al empezar a maquillarnos

¡Pero que tiempos aquellos cuando no sabías absolutamente nada acerca del mundo del maquillaje y solo tenías algunas herramientas en tus manos! Hace muchos años los tutoriales de maquillaje no existían o tenías poca información a tu alcance. Confiabas en la palabra de tu mamá o tu mejor amiga de la secundaria pues explorar todo este mundo era algo nuevo y excitante para ti. Estoy segura de que te identificarás con alguno de estos errores fatales que todas cometimos al empezar a maquillarnos.

Solo conocías el corrector blanco

¿Y para que rayos servía un corrector blanco? ¡No tenías ni idea! Tal vez lo leíste alguna vez en una revista de belleza o moda que el corrector blanco era para corregir imperfecciones, pero no funcionaba. Solo lo aplicabas debajo de tus ojeras y no tenías ni idea del siguiente paso. ¿Aplicar polvo encima? ¡Ok!  ¿Y ahora qué, así queda? Lo bueno es que ahora eres toda una experta en correctores, iluminadores y bronceadores.

Elegías el tono de polvo más claro que la nieve

Es normal que una mujer que sabe maquillarse se equivoque de vez en cuando al elegir el tono de su polvo suelto. Sin embargo, tu yo adolescente que no sabía absolutamente nada del mundo del maquillaje eligió el tono más pálido de todos, pues el punto era lucir diferente. ¿No es así? Prácticamente era como aplicarse harina en el rostro. Era algo tan nuevo para ti, que le dabas poca importancia. Ahora solo queda reírse de lo sucedido y seguir con la vida como si nada hubiera pasado.

No combinabas los colores

Un error bastante común cuando empezabas a maquillarte era no combinar los colores. Podrías maquillar tus ojos de un azul neón muy vibrante y tus labios con un labial rojo granate y aún así creer que lucías fabulosa. De todos modos esa etapa ya pasó, pero bien sabes que cometiste este error más de una vez.

Te depilabas demasiado las cejas

Tenías unas cejas abundantes, despeinadas y sin forma, pero con unas pinzas de depilar en las manos corrían peligro. Probablemente fue uno de los peores errores que pudiste haber hecho en ese entonces. Y aunque no involucre mucho maquillaje, debes aceptar que ese error te costó mucho porque te quedaste con una rayita como ceja. Lo peor era remediar semejante error maquillando tus cejas trazando una línea con el lápiz delineador. ¡Dios mío!

Delineado de ojos en exceso

¿Recuerdas el año 2007 cuando el delineador negro estaba de moda? Fue una etapa de tu vida en la que parecía muy normal utilizar demasiado delineador. Sin olvidar que lo ponías en el párpado inferior y prácticamente parecía que no tenías pestañas. La primera impresión al usar un delineador por primera vez es ver que tus ojos se ven demasiado grandes lo cual es fantástico, pero al hacerlo incorrectamente da la impresión equivocada y sin olvidar las manchas negras que dejabas sobre tu ropa al quitarte la blusa.

Mucha máscara de pestañas

Uno de los errores más fatales fue maquillar tus pestañas con demasiada máscara que parecían patas de araña. Las pestañas deben tener el volumen suficiente con mínimo tres capas de rímel, pero para ti era normal aplicar al menos unas diez para que duraran todo el día. ¡Qué tiempos!

Este video te puede gustar