Errores que estás cometiendo con tu corrector y cómo deberías usarlo

El corrector es nuestra herramienta indispensable a la hora de maquillarte. No solo sirve para cubrir ojeras e imperfecciones, sino también para resaltar tus facciones o perfeccionar tu rostro. Sin embargo, al ser mal utilizado puedes dar otro giro a tu maquillaje nada favorecedor. Te compartimos los errores que estás cometiendo con tu corrector y cómo deberías usarlo para lograr un maquillaje de 10.

Corrector en barra + polvo de maquillaje

El corrector en barra si no está bien difuminado puede dejar grumos en tu piel y al sellarlo con polvos te dará un aspecto “cara de pastel” nada favorecedor. Por eso se recomienda que elijas un corrector de consistencia líquida sí solo usarás corrector y polvo para disimular las imperfecciones de tu rostro.

El tono equivocado

Es un error bastante común a la hora de elegir el tono adecuado pues se cree que entre más claro más pigmentación tendrá sobre las imperfecciones de tu rostro. Para que tu corrector funcione, el corrector adecuado debe ser dos tonos más claro que piel. Las zonas con imperfecciones se deben cubrir para neutralizar su coloración, en vez de ser aclaradas.

Colocar el corrector antes de la base

La base de maquillaje contiene la suficiente pigmentación para emparejar el tono de la piel y cubrir esas zonas manchadas de tu rostro. Al colocar el corrector debajo de la capa de base no lograrás ninguna diferencia con tus imperfecciones. Recuerda difuminar perfectamente el corrector sobre tu base para que no se nota la diferencia entre color claro y oscuro.

La forma en la que lo aplicas

La manera correcta de aplicar el corrector sobre tus ojeras es de forma triangular. De esta manera destacarás tus pómulos al mismo tiempo que iluminas mejor esa zona del rostro. Además, al difuminar de esta forma le das a tu rostro un efecto de alargamiento, mientras que al difuminar de manera redonda aumentas la dimensión de las mejillas.

La gama de colores

Así como existen muchas brochas de maquillaje, sucede lo mismo con los correctores. Para las pieles claras que presentan imperfecciones con enrojecimiento se recomienda utilizar correctores en tonos amarillos o rosas. Para las pieles medias a oscuras se recomienda aplicar correctores en tonos salmón o naranjas para neutralizar las manchas oscuras de las imperfecciones.

Este video te puede gustar