Errores que cometes al aplicarte perfume, ¡evítalos!

Si al aplicarte perfume notas que no dura lo que deseas, tal vez estés haciendo algo mal. Llevar una fragancia no es tan sencillo como parece. Así que conoce los errores más comunes para que dejes de cometerlos y así puedas disfrutar de tu perfume todo el día.

Usar perfume no es tan sencillo como parece

Aunque no lo creas, el entorno en el que decides aplicarte perfume afecta la duración del mismo. Aprende a solucionar los errores más comunes.

Evita frotar

Seguro en más de una ocasión frotas tu piel en la zona donde te aplicaste perfume. Es un error porque la fricción que se crea produce enzimas que alteran el aroma. Al frotar se rompen las partículas del perfume antes de lo debido. Sólo rocía ambas muñecas y deja que el líquido penetre tu piel.

Guarda el frasco a temperatura ambiente

Los perfumes son sensibles a los cambios de temperatura, por lo que debes evitar que pasen del frío al calor. Estos cambios desencadenan reacciones químicas inesperadas en los ingredientes del perfume. Si eso pasa, el perfume envejece pronto, por lo que será mejor que lo guardes en su caja original a temperatura ambiente.

Tamaño pequeño

Entre más pequeño sea el frasco del perfume, el aroma se conserva mejor. Si la botella es mediana o grande, permite que el oxígeno descomponga las moléculas del aroma, alterando la composición original. En caso de que la botella se grande, opta por guardarlo en el refrigerador.

Úsalo en tu cabello

El perfume no dura lo mismo en la piel seca, por eso debes apoyarte de una crema para sellar tu perfume. Lo mejor es que lo apliques en las áreas expuestas al aire como son: cuello, muñecas, codos y el cabello. El aroma se guarda en tu melena y cuando el aire choca con él, se desprende.

Este video te puede gustar