Errores de belleza que todas hacemos y cómo arreglarlos

 Todas hemos cometido errores de belleza en algún momento de la vida. El problema es que muchas veces no somos conscientes de eso. Para que eso no te suceda más y aproveches al máximo tus productos, debes conocer esto. Te interesará mucho.

La belleza y la mujer

Para las mujeres los asuntos de belleza son muy importantes, pues saben que de eso dependerá en muchas ocasiones su aspecto. Cada una de nosotras recurre a diferentes métodos y productos de acuerdo a sus necesidades. Sin embargo, hay cosas que todas hemos hecho en algún momento de la vida y resultan no ser tan efectivas como pensamos.

Corrector

Seguro que alguna vez has usado tu corrector antes que la base, porque crees que así quedarán cubiertas las imperfecciones. Puede que así sea, pero el problema es que tu maquillaje se corre y dura menos. Para que eso no suceda debes aplicar primero la base y luego el corrector, notarás la diferencia. Lo malo es que pocas veces conocemos el verdadero uso de los correctores. A veces por ser prácticas o por desconocimiento, usamos un mismo corrector para las ojeras y las manchitas del acné. Para cada problema hay un color específico.

Delineador

Si buscas que tus ojos se vean más grandes de lo que son, debes aplicar el delineador en la parte superior. Si lo aplicas alrededor de tus ojos y en la línea de flotación, tendrás el efecto contrario. En caso de que quieras ponerle color a tus párpados inferiores, opta por el color marrón.

Crema hidratante

Otro de los errores de belleza es omitir el uso de la crema hidratante. Siempre debes usarla para que tu piel se mantenga hidratada. Opta por la mejor combinación de ingredientes de acuerdo a las características de tu piel. Además de la crema hidratante, no puedes olvidarte de usar bloqueador solar. Siempre debes usarlo, sin importar si es primavera o invierno. Al usarlo evitas quemaduras o un posible cáncer en la piel.

Limpiar tus utensilios

Muchas chicas usan las brochas para aplicar diferentes productos en su piel. El problema es que no todas lavan sus brochas con tanta frecuencia como deberían. Lavarlos con frecuencia ayudará a que las bacterias no se alojen ahí, así evitas problemas en tu piel.

Este video te puede gustar