Errores de belleza que seguro cometiste algún día

Día con día mejoramos nuestras técnicas de makeup, así mismo aprendemos a combinar texturas, cortes y estilos. Sin embargo, existen ciertos errores de belleza que todas cometemos. La verdad es que algunos son ineludibles y por más que nos digan que no los hagamos, siempre terminamos cometiéndolos de nuevo. Para que no caigas en el error, te muestro los peores que todas hemos cometido y será mejor que dejemos de repetir.

El peor de los errores de belleza es que cortes tu cabello

Nos encanta jugar con la textura, forma y color de nuestro cabello. Sin embargo, en ocasiones cometemos muchos crímenes contra él. Uno de los peores es cortar nuestra melena cuando estamos tristes. Yo sé que necesitamos consentirnos y vernos diferentes. No obstante, después nos arrepentimos de haberlo hecho. Tampoco es bueno cortar tu flequillo sola porque puede terminar como un desastre.

Usas ropa que no es de tu talla

La verdad sucede que cuando hay una prenda que nos encanta pero no es de nuestra talla, nos la llevamos. Este es uno de los peores errores que podemos cometer ya que nos hace lucir mal. Es mil veces mejor que esperes hasta que traigan nuevas tallas en vez de llevarte una que no te va. Tampoco debemos encasillarnos en utilizar prendas entalladas que aunque son sexys no siempre lucen bien.

Te pintas las uñas cuando no tienes tiempo

Pintarnos las uñas es una de las actividades que todas amamos. No importa que se trate de manicuras sencillas y delicadas u otras un poco más elaboradas. Sin embargo, todas estamos de acuerdo que necesitamos tiempo para pintarlas. Es uno de los errores de belleza frecuentes hacerlo a la carrera. No es algo que se pueda hacer en cinco minutos porque necesitamos que se sequen o después tendremos barniz en todas partes menos en las uñas.

Pruebas productos o maquillajes cuando tienes una cita importante

Nos encanta probar maquillaje en diferentes versiones, texturas, acabados. Sin embargo, siempre hay momentos en los que no debemos probarlos. Por ejemplo si tienes una cita de trabajo o una cita no pruebes un producto del que no sabes su duración, su desgaste o cómo se ve en tu piel. ¡Podrías terminar con el maquillaje corrido!, como una versión del Guasón…

Este video te puede gustar