Encuentra tu color personal, ¡haz tu propio labial!

La originalidad y la unicidad es algo que buscamos en cada aspecto de nuestras vidas. No queremos vestir igual a otras chicas, ni traer el mismo bolso o un peinado similar. Ser únicas y novedosas nos hace ser quienes somos. Entonces… ¿por qué llevar el mismo labial que otras? ¿Si te dijera que puedes crear tu propio labial con tu color personal y el sabor que elijas? Suena increíble, ¿no es así? Sigue leyendo para saber cómo personalizar esta parte tan importante del maquillaje

Receta para elaborar un labial único

Además de que obtendrás un labial personalizado, podrás elaborarlo a bajo costo y, lo mejor,  con ingredientes naturales que no dañarán tus labios.

Ingredientes de la base

  • Cera de abejas en tabletas: 1 cucharadita
  • Manteca de shea (karité) o mantequilla de cacao: 1 cucharadita
  • Aceite de coco: 1 cucharadita

¿Cómo lograr el color?

Para el color vamos a usar solo ingredientes naturales. Dependiendo del tono que le quieras dar a tu labial serán los ingredientes que requerirás. No tengas miedo de mezclar colores para lograr un tono único que se vuelva tu sello personal.

  • Si quieres un sexy labial en tonos rosas o rojos necesitarás colorante rojo de comida natural. Busca uno que no tenga químicos ni otros aditivos.
  • Para tener un lipstick marrón o bronce vas a usar desde una cucharadita de polvo de cacao. También la canela y la cúrcuma pueden ayudarte. La cantidad dependerá del tono que quieras dar a tu labial.
  • ¿Prefieres una textura más mate? ¡No hay problema! Usa 1/4 de arcilla betonita mezclada con algún color para lograr el tono mate deseado.
  • Termina de personalizar tu lipstick con tu aroma predilecto. Añade una gota de tu aceite esencial favorito que sea comestible.
  • Que no te dé miedo experimentar con estos tonos. Quizá no te saldrá a la primera tu labial perfecto, pero se trata de probar hasta que encuentres ese lipstick con el que siempre has soñado.

Procedimiento

 cooking baking clarissa explains it all janet darling elizabeth hess GIF

  • Primero, derrite la cera de abeja, la mantequilla de shea (karité) o cacao y el aceite de coco en baño María (no dejes que hierva). Debería derretirse rápido pues son pocos los ingredientes.
  • Cuando estén derretidos, sácalos del fuego y agrega los ingredientes opcionales para el color y el aroma. Prueba mezclarlos en diferente proporción para lograr tonos personalizados.
  • Una vez que todos los ingredientes están bien integrados pero aún líquidos, usa un gotero para verter la mezcla en el contenedor de tu preferencia. Llénalo hasta el borde y deja que se enfríe por lo menos media hora. Guárdalo en un lugar fresco con menos de 25°C para que no se derrita ¡y listo!

Este video te puede gustar