Elimina esos molestos granitos de tus brazos y espalda

Esos granitos que salen en tus brazos, espalda e incluso a veces en el escote deben desaparecer. Elimina esos molestos granitos de una vez por todas apoyándote en esta rutina de belleza.

Para que esta rutina tenga un buen efecto tendrás que ser persistente. Esta afección de la piel pese a ser hormonal, puede controlarse con un par trucos naturales de belleza. Super barato y práctico. No dejes de intentarlo por lo menos 15 días, verás que la diferencia en tu piel será muy evidente. Con esta receta elimina esos molestos granitos de una vez por todas sin afectar tu piel son sustancias químicas.

Necesitas

 

  • Un exfoliante suave, lo puedes comprar o bien por aquí te dejo una receta muy sencilla y rápida.
  • Una crema humectante corporal, la que tengas a la mano servirá.
  • Protector solar, porque nunca debes salir sin él.
  • Una cucharadita de cúrcuma, puedes conseguir ese polvito amarillo en una tienda naturista.
  • De 2 a 3 pastillas de ácido salicílico; son muy baratas y las encuentras en cualquier farmacia.
  • 1 pequeño bowl para mezclar los ingredientes.
  • Agua oxigenada

Así se hace:

  • En el pequeño bowl agrega un poco de tu exfoliante, la cucharada de cúrcuma y las 3 pastillas de ácido salicílico y mezcla muy bien.
  • Exfolia tu espalda y brazos con la mezcla haciendo pequeños círculos con tus manos. Esta exfoliación debe ser profunda, pero no tan invasiva. Mantén el ritmo sin llegar a lastimarte.
  • Enjuaga tu piel como de costumbre y humecta con una crema corporal y protector solar como siempre.
  • Con la exfoliación algunos brotes podrían salir, por lo que deberás desinfectar la zona. Puedes hacerlo con un pequeño algodón humedecido en agua oxigenada. Limpia las áreas donde tu piel haya expulsado los granitos.
  • Con cada exfoliación tu piel irá suavizándose. Se recomienda hacerlo dos veces por semana, ni más ni menos.

Debes evitar

Evita excederte con el exfoliante. Solo hazlo dos veces por semana. Verás que poco a poco tu piel irá expulsando los granitos, pero debes evitar rascarte y pellizcarte. No olvides que el acné es una bacteria, si te rascas y te tocas la zona con acné, diseminarás las bacterias por otras zonas del rostro o cuerpo. Si aún con la exfoliación el problema persiste, consulta a un endrocrinólogo, pues el problema podría ser hormonal, más que por falta de higiene. No continúes este tratamiento si tu piel se irrita con facilidad. En el caso de tener piel sensible es mejor exfoliar una sola vez a la semana. Evita a toda costa untarte aceite, pues las moléculas de los aceites son demasiado grande y podrían empeorar el acné.

Sobre todo, cuida de tu piel, es el órgano más grande de tu cuerpo y merece atención de vez en cuando. Además, es bueno que consideres hacer algo de ejercicio, pues así liberarás mucho estrés. Este a veces causa que nos estemos rascando sin querer. Respira y date el tiempo.

Este video te puede gustar