El riesgo de practicarte el facial de vampiro, ¡cuidado!

El facial de vampiro es una de las tendencias preferidas por muchas mujeres. Este tratamiento consiste en aplicar dos procedimientos estéticos en una sola sesión. Se realizan micropunciones en el rostro y luego se hace una inyección de plasma rico en plaquetas (se obtiene al extraer la sangre y centrifugarla). El facial de vampiro promete reafirmar la piel de la cara y deshacerse de las células muertas. Sin embargo, parece no ser tan buena idea después de todo…

¿Es apto para todas?

La realidad es que el tratamiento se recomienda a las pieles con envejecimiento leve-moderado. Quien tiene arrugas finas superficiales y busca aumentar el grosor cutáneo. Otro aspecto importante a considerar es que es un tratamiento bastante doloroso. A pesar de que se usa anestesia local, es invasivo y provoca dolor por las micropunciones.

Facial de vampiro = contagio de VIH

Aunque pareciera uno de los mejores tratamientos de belleza, las cosas se han salido de control. En Albuquerque tuvieron que cerrar un SPA, después de que varias agencias del gobierno encontraron falta de las licencias requeridas y mal manejo de las agujas, luego de su uso. Se detectaron varios casos de VIH en personas que se realizaron el famoso facial de vampiro. Luego, se ofrecieron pruebas gratuitas de VIH y hepatitis B y C a todas las personas que acudían a ese establecimiento.

Casos positivos

Parece que solo pasaría en una historia de terror, pero la verdad es que tiene mucho de realidad y prueba de ello son las dos personas que contrajeron VIH luego de hacerse el facial. Las autoridades hicieron las pruebas pertinentes y comprobaron que ambas personas estaban contagiadas del mismo virus de VIH, aumentando la posibilidad de que haya sido en el mismo spa.

¿Aún así te lo harías?

Este video te puede gustar