El lado oscuro de las extensiones para el cabello

Todo lo relacionado con la belleza es algo que nos interesa mucho a todas las mujeres. Sin embargo todo esto tiene un lado oscuro. Enfocándonos en el cabello, muchas mujeres suelen recurrir a las extensiones para darle una nueva vista a su melena. Pero, ¿sabes de dónde vienen esos cabellos o conoces el daño que le causan a tu cabello natural?

De dónde lo toman

En China, por ejemplo, el cabello es recogido de los cepillos, de los salones de belleza o del desagüe (de acuerdo a información de Refinery 29). Para que sea colocado en las extensiones, el cabello pasa por un proceso de limpieza para que pueda estar en las mejores condiciones. También hay lugares en los que recolectan el cabello de las mujeres que lo venden a cambio de dinero para poder mantenerse. Obviamente quienes lo venden ganan más de lo que le pagan a esas mujeres.

Cabello robado

Aunque no lo creas, el lado oscuro de las extensiones que te pones, es que en muchos casos vienen de cabello robado. Se ha sabido de varios sitios en los que hombres armados les han quitado el cabello a jóvenes de menos de 15 años, pues saben que el cabello aún es virgen y eso significa mayor ganancia. Los robos más sonados y extraños han ocurrido en la India, México, Estados Unidos y Venezuela.

No todo tiene que ver con el lado oscuro

Aunque el mercado negro se las sigue arreglando para conseguir los insumos de manera ilegal, tampoco hay que quitarle importancia a los grupos y organizaciones que se dedican a la recolección de cabello. En ellas, las mujeres donan de manera voluntaria su cabello. Casi siempre destinado a mujeres con cáncer.

Lo mejor sería que le dieras el cuidado necesario a tu cabello para que esté largo por sí solo; sin embargo, si eso no puede ser posible asegúrate de que el lugar donde conseguirás tus extensiones no tenga nada que ver con el mercado negro.

Este video te puede gustar