DIY ¿Lista para el baño más relajante de tu semana?

La vida está llena de estrés, eso es un hecho. La clave está en cómo lidiamos con él.
Nosotras OBVIO no somos de las que dejamos que el estrés nos consuma y hasta nos arrugue, ¡NO!
Nosotras sabemos ponerle límite y compensamos un poco consintiéndonos, asignando un tiempo para relajarnos y divertirnos. Si no lo has hecho, no te preocupes. La clave está en ser firme y disciplinada.

Y justamente para ayudarte en tu próxima sesión relax, te traemos esta receta de bombas de baño que puedes hacer en tu propia casa sin gastar una fortuna.
¿Qué son? Son unas pequeñas bolitas concentradas con sales y esencias que debes colocar en tu tina y dejar que se disuelva antes de que te metas. Después, tendrás una bonita sesión de relajación y tu piel quedará súper suave y nutrida.

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio.
  •  2 cucharadas  de ácido cítrico, lo puedes encontrar en las droguerías.
  • 3 cucharadas copeteadas de fécula de maíz.
  • Algunas gotas de esencia.
  • 4 cucharadas de Aceite almendras dulces.
  • Agua en un atomizador (es necesario que sea en este formato para que no te pases con el agua).
  • 1 colorante alimenticio del color que más te guste. Puedes comprar varios para que los hagas de colores.
  • Molde. Puedes usar alguno para gelatina, o una cuchara para servir helado. De preferencia no utilices moldes pequeños y busca que sean de silicona para que puedas desmoldar tus bombas con mayor facilidad.
  • Lavanda seca.
  • 1 cucharada de azúcar.

Preparación:

  • En un bowl agrega todo lo que está en polvo: el bicarbonato, ácido cítrico, fécula de maíz, el azúcar, y la lavanda. Necesitas integrarlo bien con una cuchara.

shutterstock_409914772

  • A continuación, incorpora el aceite. Mézclalo muy bien.
  • Agrega el aceite esencial. Esto es a tu gusto, depende de qué tanto quieres que huela. Recuerda que ningún exceso es bueno.

shutterstock_411771823

  • Una vez que tienes esta mezcla, incorpora el agua. Tienes que ir midiendo, no te debe de quedar húmeda. El agua es nada más para integrar los ingredientes. Te tiene que quedar una especie de masa seca pero con textura, que sea seca pero moldeable.
  • Agrega unas gotas de colorante. Unas 5 o 6 gotas es más que suficiente. Para combinar los colores, puedes separar la mezcla y combinar los colores al final.

shutterstock_413693194

  • En tus moldes, vas a comprimir muy bien la masa con tu cuchara o tus dedos. Deja reposar de 24 a 36 horas. Para que no se peguen, puedes aceitar previamente tus moldes.
  • Desmolda poco a poco.

Cuando vayas a darte un baño de tina, usa una o dos bombas de baño.
Éstas se disolverán en el agua y dejarán una película de aceite en tu piel.
Huele delicioso, ¡son una gran manera de consentirte!

Este video te puede gustar