DIY: tónico facial para hidratar tu rostro

Aplicar tónico es parte de la rutina de belleza y sirve para hidratar, reparar y dar vida a la piel. El problema es que entre tantos productos de belleza se nos va la vida y el dinerito de la cartera. Así que ¿por qué no hacer nuestros propios productos? Así sabemos de dónde vienen exactamente y nos ahorramos una lanita. Hoy te muestro estas dos recetas para que elabores tu propio tónico facial para hidratar tu rostro. ¡Woo-hoo!

¿En qué momento se usa?

Ok, antes de empezar con las recetas es muy importante que sepas en qué parte de tu rutina va. El tónico ayuda a eliminar el sebo y las impurezas que el limpiador facial no pudo quitar. Así que el momento indicado para usarlo es después de haberte desmaquillado por completo y lavado tu rostro. Además, así reduce el tamaño de los poros y te dará una sensación de frescura y suavidad en tu rostro.

Tónico de pepino

Solo vas a necesitar 1 pepino y 1/2 litro de agua. Lava y corta el pepino en trozos pequeños. Ponlos en una olla con el medio litro de agua y pon a hervir. Deja que hierva durante 30 minutos y después retira del fuego y déjalo enfriar. Una vez que esté frío, vierte el tónico en un frasco de vidrio con tapa y guarda en el refri. ¡Tu tónico está listo para que lo uses todos los días! Para aplicarlo solo necesitas un pedazo de algodón. Lo mojas con el tónico y lo deslizas por tu rostro.

Tónico de manzanilla

Necesitas 1 cucharada de flores de manzanilla y 1 taza de agua, nada más. Pon el agua a hervir y cuando rompa el hervor retírala del fuego y añade las flores de manzanilla. Después, tapa el recipiente y deja reposar durante 10 minutos. Una vez que hayan pasado los 10 minutos, cuela el líquido. ¡Tu tónico está listo! Guárdalo en un recipiente con tapa en el refri. También se aplica con un algodón en todo el rostro. ¡Que lo disfrutes!

 

Este video te puede gustar