DIY para hidratar tu cabellera de manera fácil

Puntas abiertas, resequedad y pérdido de brillo son los  inconvenientes que presenta tu cabello ¡qué horror! ¿Donde quedó esa melena hermosa que presumías ante el mundo? La contaminación, las herramientos de calor, entre otros malos hábitos, dañan tu cabello más de lo que te imaginas. Por ello, te quiero compartir estos tratamientos caseros para hidratar el cabello y recuperar la vitalidad al cien.

Aceite de oliva y romero

Ambos ingredientes son ricos en antioxidantes y vitamina E, ideales para hidratar el cabello. Por si fuera poco, este tratamiento casero te ayudará a recuperar las fuerza de tu cabello y lo protegerá de futuros daños. Estos ingredientes son muy fáciles de conseguir, puedes encontrarlos en tu supermercado más cercano o en tiendas naturistas. Y para crear esta maravillosa receta, necesitarás seguir los siguientes pasos:

  • Calienta 1/4 de taza de aceite de oliva ¡sin dejar que hierva!
  • Vierte el aceite de oliva en un recipiente de vidrio.
  • Añade cinco gotas de aceite de romero y mezcla bien.
  • Aplica algunas gotas de la mezcla sobre todo el cuero cabelludo y masajea.
  • Ponte una gorra de baño para dejar que el tratamiento casero haga efecto durante 20 minutos.
  • Lava tu cabello con champú y ¡listo! Repite este proceso una vez por semana.

Huevo y miel

Tal vez te parezca un poco asqueroso la idea de aplicar un huevo sobre tu cabello, pero te lo juro que funciona. Hidratar tu cabello con estos dos ingredientes tiene más beneficios de los que crees. Además de quitarle el aspecto seco y maltratado a tu melena, también promete eliminar el frizz. Así que si tienes el cabello rizado o muy alborotado, esta mascarilla es ideal para ti. Lo único que tienes que hacer es:

  • Vierte dos huevos en un tazón hondo y mezcla con tres cucharadas de miel.
  • Una vez listo, aplica la mezcla sobre el cabello y después ponte una gorra de baño.
  • Deja reposar durante 30 minutos y enjuaga con agua tibia y champú.
  • Opcional, puedes añadir una cucharada de aceite de coco a la mezcla para tener una mayor hidratación.

Mascarilla de jitomate

Tranquila, tu cabello no olerá a jitomate y, créeme, te lo agradecerá. Exprime muy bien el zumo de dos jitomates en un recipiente. Posteriormente, aplica el jugo de tomate sobre todo tu cuero cabelludo y masajea lentamente. Deja reposar durante 15 minutos y lava tu cabello como de costumbre.

Este video te puede gustar