DIY para cerrar tus poros

Las chicas siempre estamos pensando en lucir bien y estar radiantes. La forma de lograrlo es estar sanas. La salud de refleja directamente en nuestra imagen y cuando hablamos de nuestra piel no es la excepción. Mantener nuestros poros cerrados y limpios es importante para evitar que se instalen impurezas y contaminantes que la maltraten y la hagan ver mal. Así que aquí te traigo tres pasos para cerrar tus poros y obtener una piel tan suave y linda como la de un bebé.

1. Vaporizar

El primer paso para lograr la piel perfecta es vaporizar. Esto sirve para purificar y oxigenar la piel, el vaporcito lo que hace es que abras tus poros para que sea más fácil deshacerte de todas las impurezas que se han instalado en tu rostro. Hay dos formas de hacerlo y para las dos tenemos que hervir un poco de agua. Para la primera deber acercar tu cara al vapor que sale del agua hirviendo y cubrirte con una toalla para crear una especie de cámara. Puedes hacerlo en lapsos de tres o cinco minutos. La segunda forma es sumergiendo paños en el agua caliente y posteriormente ponerlos sobre la piel.

2. Peeling casero

El segundo paso es hacer un peeling en casa para el que necesitas la clara de 1 huevo y el jugo de 1/2 limón. Bate ambos ingredientes por varios minutos hasta que logres una consistencia espumosa. Posteriormente, aplica una capa generosa sobre tu cara con ayuda de una brocha. Deja actuar por 25 minutos y retira suavemente con agua tibia. Después limpia bien tu rostro con el producto que acostumbres, puede ser alguna espuma o gel.

3. Hielo

El último paso y el más importante es, por supuesto, el de cerrar los poros. Para lograrlo es necesario envolver un cubito de hielo en un paño y pasarlo por toda la superficie del rostro. El frío ayudará a cerrar tus poros y hacer más difícil que las impurezas o la suciedad vuelvan a entrar en ellos. Por último, debes hidratar con la crema que acostumbras y listo, ya tienes tu piel de bebé.


Este video te puede gustar