DIY: mascarilla para eliminar el vello facial rápido y sin dolor

El sueño de muchas mujeres es eliminar el vello facial, pero a veces no se atreven porque suele ser doloroso. Si no quieres que te suceda, puedes probar este increíble DIY. Con él podrás hacer tu propia mascarilla para eliminar el vello facial. Lo mejor es que puedes prepararla cuando lo desees o lo necesites. Dile adiós a esos vellitos de una vez por todas. 

La función del vello

Cada característica de tu cuerpo tiene una función específica, como por ejemplo el vello. El vello facial ayuda a que la contaminación no se incruste por completo en tu piel. Sin embargo, para algunas mujeres resulta bastante molesto. En el mercado hay varios productos que ayudan a retirar el vello. A veces puede ser bastante molesto o tardado, de acuerdo al método elegido. Ahora, gracias a este DIY lograrás tu propósito.

Cómo eliminar el vello facial

Es posible que tengas en tu despensa estos ingredientes naturales que te ayudan a lucir hermosa. Para retirar el vello facial puedes considerar la harina de garbanzo como tu mejor aliada. Este ingrediente se ha usado desde hace años para eliminar el vello facial y disminuir su crecimiento. Antiguamente, las mujeres la usaban para mantener la piel suave y libre de vello. Además, la receta es sencilla, toma nota.

Ingredientes:

  • 1/2 taza de harina de garbanzo
  • 1 cucharada de cúrcuma en polvo
  • 1/2 taza de leche
  • 1 cucharadita de yogur natural 

Preparación

Pon la harina de garbanzo en un recipiente y añade la cúrcuma, la leche y el yogur. Revuelve con precaución hasta formar una pasta suave. Aplica la mezcla sobre tu rostro en la dirección del crecimiento del vello. Deja que repose por media hora y luego frota la pasta de harina con movimientos suaves. Realiza los movimientos en dirección opuesta al crecimiento del vello. En caso de que la pasta esté seca, humedece tus dedos al frotar tu rostro. Luego lava con agua tibia y listo. Con apliques la mascarilla una vez a la semana, notarás resultados.

Este video te puede gustar