DIY increíble jabón de avena para lucir una piel hermosa y radiante

Los jabones son uno de los artículos de aseo personal indispensables. La ventaja es que existen opciones más saludables que puedes hacer desde la comodidad de tu casa. Una de ellas es el jabón de avena, que te ofrece muchos beneficios en la piel.

Jabones naturales hechos a tu medida

Para la creación de cualquier jabón se deben mezclar tres ingredientes base. Grasa (aceite o manteca), agua destilada y sosa cáustica. Cuando se mezclan se produce una reacción conocida como saponificación, logrando convertir los ingredientes en un jabón. El proceso en caliente permite acelerar el proceso para que los jabones se puedan usar pronto.

Jabón de avena con propiedades exfoliantes

En esta ocasión, queremos compartirte el DIY para crear un jabón de avena con propiedades exfoliantes. Este jabón está creado a base de aceites y mantecas naturales que hidratan la piel.

Ingredientes

Los ingredientes de los jabones siempre deben medirse en gramos para que quede bien. Recuerda que un litro de aceite pesa menos que un kilo de ese mismo aceite. En la creación de este jabón se usarán aceites y mantecas de propiedades nutritivas e hidratantes, para compensar la acción exfoliante.

  • 2 tazas de avena molida
  • 156 g de aceite de oliva
  • 235 g de aceite de coco
  • 156 g de aceite de almendras
  • 47 g de manteca de cacao
  • 31 g de aceite de girasol
  • 47 g de cera de abeja
  • 91,8 g de sosa cáustica
  • 236 g de agua destilada

Modo de preparación

  • Mezcla la sosa con el agua. Vierte la sosa poco a poco en el recipiente del agua. Jamás lo hagas al revés.
  • Remueve la mezcla con cuidado y deja que repose hasta que los ingredientes estén disueltos por completo.
  • En un recipiente a baño María disuelve la manteca, los aceites y la cera hasta que se fundan.
  • Vierte la mezcla de sosa y agua reposada y comienza a batir todo hasta que se vea una mezcla espesa y opaca. En ese momento adquiere una consistencia como la de las natillas.
  • Puedes agregar colorante, aceite esencial o aroma extra para que tenga un toque único. En este caso añade la avena molida.
  • Traslada el jabón a un molde (previamente engrasado con aceite) y deja que repose durante un día. Después de ese tiempo desmolda y corta al gusto.

Con este increíble jabón de avena tu piel se exfoliará de manera delicada. Además de eso quedará suave y tersa.


Este video te puede gustar