DIY increíble jabón antienvejecimiento que te hará lucir radiante

Envejecer es algo inevitable por lo que todas tendremos que pasar en algún momento de la vida. Lo que sí podemos hacer es cuidar nuestra piel para que los efectos de la edad no la afecten tanto. Por eso quiero, compartirte la receta de un maravilloso jabón antienvejecimiento con el que ayudarás a tu piel a estar radiante por más tiempo.

Cuida de todo tu cuerpo siempre

Las decisiones que tomes deben ser de manera consciente para tu bienestar. Lo más recomendable es que tengas un estilo de vida saludable en todos los aspectos. Elige alimentos saludables, haz ejercicio y cuida de todo tu cuerpo en conjunto. También debes considerar los productos que utilizas. Hay muchos productos en el mercado, pero no siempre son buenos para tu salud. Actualmente, casi todos tienen demasiados químicos que dañan tu piel. Si quieres conservar tu cuerpo en buenas condiciones puedes crear tu propio jabón antienvejecimiento, ¡es muy fácil!

Jabón antienvejecimiento de zanahoria y caléndula

Las propiedades de este jabón son antienvejecimiento, además de que ayudará a mantener tu piel hidratada. Es una buena opción para las pieles secas, maltratadas o con problemas de acné. Lo mejor es que no gastarás tanto y será de origen natural.

La zanahoria tiene alto contenido de betacarotenos y antioxidantes que protegen la piel de los rayos UV. También evita el daño que la contaminación ambiental y la acción de los radicales libres causan. Además, la zanahoria mejora el color de la piel, pues aumenta la producción de melanina. Sus vitaminas ayudan a restaurar el pH y se mantiene la piel hidratada, combate el acné y se alivian pequeñas heridas.

Por otro lado, el aceite de caléndula aporta propiedades naturales que protegen y reparan la piel, sobre todo la piel sensible. También ayuda cuando hay irritaciones, inflamación y otorga hidratación y regeneración natural.

Ingredientes:

  • 500 g de jabón base de glicerina vegetal
  • 5 g de macerado de caléndula en aceite de oliva
  • 15 g de gel de aloe vera
  • 5 g de macerado de zanahoria en aceite de sésamo
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té

Preparación:

  • Corta el jabón en pequeños trozos y colócalos en un recipiente a baño María.
  • Remueve hasta que se derrita bien.
  • Mezcla los aceites macerados, el gel de aloe vera, la caléndula y zanahoria,  y tritura por unos segundos.
  • Añade el jabón derretido y revuelve bien.
  • Después añade las gotas de aceite esencial de árbol de té.
  • Pon la mezcla en moldes y deja enfriar

¡Listo! Tienes tu propio jabón antienvejecimiento.

Este video te puede gustar