DIY: exfoliante corporal de café

La exfoliación es un fenómeno de regeneración celular totalmente natural. En todo momento, la capa externa de la piel produce células nuevas, es decir: piel nueva. Al regenerarse asegura su renovación permanente. Constantemente las células envejecidas mueren y se eliminan naturalmente, quedando junto a las impurezas sobre la epidermis. Estas células producen descamación y si no se eliminan impiden la buena regeneración de la piel. También dificultan la correcta absorción de los productos cutáneos. Para ayudar a este proceso puedes preparar tu propio exfoliante casero. La exfoliación es simplemente una limpieza profunda que se realiza con suavidad y que proporciona múltiples beneficios.

Beneficios

Blonde woman cleans the skin of the body coffee scrub on a white background isolated

Al aplicar un producto exfoliante mediante un ligero masaje se previene el envejecimiento cutáneo activando la circulación. Además, desintoxica naturalmente la epidermis estimulando los diferentes procesos de eliminación de las células muertas y otras impurezas. El eliminar las células muertas se estimula la oxigenación óptima de la piel y queda suave y limpia.

Exfoliante de café y azúcar

exfoliante-de-cafe-collage

Con este sencillo exfoliante corporal casero, podrás eliminar células muertas y otras impurezas de la piel, sin salir de casa. Tiene la ventaja de que encontrarás todos los ingredientes necesarios en tu cocina.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1/2 taza de café molido
  • 2 gotas de esencia de lavanda
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de aceite de oliva

Procedimiento:

  • En un recipiente limpio, coloca las gotas de esencia de lavanda.
  • Después, añade el huevo y revuelve.
  • Tritura bien el azúcar y agrega el café molido, el aceite de oliva y los demás ingredientes.
  • Revuelve perfectamente hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Aplica sobre todo tu cuerpo en movimientos circulares, concéntrate en codos y rodillas.
  • Después, retira con agua tibia durante el baño, o límpiate con una toalla húmeda.
  • Recuerda hidratar tu piel con loción humectante.
  • Repite este procedimiento una vez por semana y goza de una piel más suave y radiante.

Este video te puede gustar