DIY: crea tu propia pasta dental para tener una sonrisa impecable

Al mercado salen continuamente productos que prometen facilitarnos la vida. Así parece ser, ¿pero a costa de qué? Muchos de estos tienen químicos que en vez de hacernos bien perjudican poco a poco nuestra salud. Ejemplo de lo anterior es la pasta de dientes. Para que te sientas más tranquila, a continuación te comparto una receta para preparar tu propia pasta dental.

Peligro en tu cuerpo

Las pastas comerciales contienen ingredientes más malos de lo que imaginas. La glicerina, por ejemplo, genera un efecto similar al de la silicona para el cabello. Crea una capa alrededor de tus dientes que evita que puedan remineralizarse. Por otra parte, el sodio lauril y el dióxido de titanio son cancerígenos y el flúor en exceso también resulta dañino. Obviamente, no tienes necesidad de recurrir a productos que a la larga resultan malos para ti.

Haz tu propia pasta

La ventaja de esta pasta es que tiene ingredientes de origen natural que no ponen en riesgo tu salud. Asegúrate de usar las medidas exactas para evitar daños en tu boca. Para hacer tu propia pasta usa arcilla blanca, que impide el crecimiento de bacterias. También ayuda a reforzar las defensas del organismo y combate problemas intestinales. El aceite esencial de menta piperita refresca y previene infecciones, mientras que el aceite de árbol de té es el antiséptico ideal para terminar con los gérmenes de tu boca.

Preparación

Para hacer tu propia pasta pon a hervir 1 taza de agua. Mientras suelta el hervor, coloca en un recipiente 4 cucharadas de arcilla blanca y 1/2 cucharadita de sal marina. Cuando haya hervido el agua, añade poco a poco la preparación de arcilla. Cuida que no quede muy líquida. Añade de 13 a 15 gotas de aceite de menta y 5 de árbol de té. Guarda la mezcla en un recipiente de vidrio. Si usas las cantidades exactas de aceite ayudarán a tu cuerpo. De lo contrario, podrían ser tóxicos para tu organismo.

Este video te puede gustar